Daruma

Hoy pedí mi deseo para este año con un daruma que me han enviado desde Japón. Los daruma son un símbolo del optimismo y perseverancia. Al comienzo de cada año, se debe pedir un deseo y se pinta uno de sus ojos. Cuando ese deseo se cumple, se pinta el otro ojo. Con un origen budista, los darumas son muy populares entre los japoneses. Hay de diversos tamaños y colores, aunque los más comunes son rojos. Debido a su forma, los darumas cada vez que se los golpea, vuelven a colocarse en su posición inicial.

“si te caes seis veces, levantate siete”

Al finalizar el año, el daruma debería quemarse en el templo budista en donde se adquirió.

Esperemos que mi deseo se cumpla