Problemas de comunicación

La tecnología nos une, nos mantiene más cerca, nos informa. ¿Es cierto? Los celulares tienen muchos beneficios para todos los usuarios, pero a veces cometemos errores en su uso (la mayoría de ellos involuntarios).

Uno de los problemas más comunes, es no escribir correctamente los SMS. El hecho de tipear hasta 160 caracteres, produce muchas confusiones a la hora de expresar nuestras ideas. Si somos medio “tacaños” y queremos resumir todo en pocos caracteres, es muy probable que el receptor del mensaje termine confundiéndose más que lo que estaba antes de recibirlo. Escribir un SMS con todos los acentos produce que entren menos caracteres, lo que hace muy probable que necesitemos más SMS para expresar nuestra idea. ¿Es barato? Si tomamos en cuenta de que un SMS en nuestro país cuesta entre 10 a 17 ctvs, esto quiere decir que muchas veces nos conviene realizar una simple llamada de menos de 1 minuto, que enviar 10 SMS para decir, SI, NO, OK, NOS VEMOS.

Otro de los grandes inconvenientes de la tecnología actual es que las redes de celulares se suelen saturar. Esto quiere decir que todos vamos a querer enviar un SMS o llamar por teléfono al mismo tiempo en algunas fechas determinadas (Navidad, Día del Amigo, etc). Lo ideal sería saludarlo personalmente a esa persona, pero si eso no es posible, conviene enviar una postal electrónica antes que un frío SMS de menos de 100 caracteres.

Pero el gran problema es la conocida frase de: “No me llegó tu mensaje”. Esto ha desatado grandes cantidades de problemas en todo el mundo. Una buena alternativa para verificar si la otra persona ha recibido el mensaje, es que el receptor haga sonar nuestro teléfono a modo de confirmación. Es gratis, ya que las llamadas se comienzan a cobrar desde el momento que el otro atiende el teléfono y tiene múltiples usos. Por ejemplo:

– Llamame

– OK

– Dos Rings (NO)

De esta forma podemos crear un propio lenguaje utilizando las tecnologías de comunicación.