WIFI o no WIFI, esa es la cuestión

Cada vez es más común encontrarse con puntos de acceso a internet vía WIFI en nuestras ciudades de la Argentina. A diferencia de otros países como Estados Unidos, aquí podemos acceder de forma gratuita en la mayoría de los bares y restaurantes, por lo cual es atractivo para las personas que poseen una “oficina móvil”, esto es: una notebook o un celular con wifi. De cualquier manera, todavía hay algunos errores comunes, que cualquier bar debería subsanar para convertir su negocio en un verdadero espacio alternativo a las frías oficinas (a menos que sean empleados de Google)

Hace unos días tuve dos veces el mismo problema. Gran parte de los post, no los realizo desde mi casa, sino desde bares. Me gusta escribir mientras veo la gente pasar, huelo el café molido o simplemente me tomo un café con leche y como medialunas. Nos sentamos en nuestra silla, llamamos al mozo, hacemos nuestro pedido. Mientras esperamos, tomamos nuestro bolso, sacamos la notebook y la encendemos.

La placa de WIFI se enciende y sale a la búsqueda del punto de acceso del bar, nos conectamos al mismo y….nada. No funciona. Probamos nuevamente y….nada. No se puede navegar. Ni un mísero byte transmitido en forma inálambrica. Le preguntamos al mozo y nos dice:

– No, el WIFI hace una semana que no anda.

– ¿Pero cómo que no anda? ¿Para qué tienen carteles en la calle que dice que hay WIFI?


Error común de los bares.
Es casi un engaño, pues nosotros ya hicimos nuestro pedido y no obtuvimos lo que nos movilizó hasta el lugar. Muchos bares tienen WIFI (al menos eso dice en sus ventanales) pero no tienen el soporte técnico necesario para mantener el servicio. Si hace una semana que no hay WIFI, significa que hace una semana (o tal vez dos) que la gente cae en la trampa. Los bares deberían mantener en estado sus conexiones, ya que es un gran atractivo para los “buscadores de redes móviles”. Un bar que no mantiene su servicio, perderá a ese cliente ya que por las dudas no “caerá” dos veces en la misma trampa.

Si el servicio no funciona, como una norma de “cortesía”, recomendaría que coloquen un cartel que diga: “WIFI NO DISPONIBLE o ESTAMOS DESCONECTADOS, EL WIFI NO FUNCIONA” en la puerte del local.

Segundo error común es colocar pocos enchufes. El enchufe es una necesidad indispensable para nuestras computadoras. Como es el agua y el aire para los humanos, la electricidad lo es para nuestros dispositivos. Los equipos informáticos actuales tienen consumos relativamente bajos (una lamparita de 40 W) en comparación con los equipos antiguos. Sería conveniente que existieran zonas del bar de fácil acceso a los mismos. La idea no es quedarse a vivir en el bar, sino no quedarnos sin servicio en el momento más inoportuno.

Y el tercer error es la contraseña. ¿Sirve de algo colocarle contraseña a las conexiones?. No sólo es molesto, pues tendremos que averiguar cuál es, sino que muchos bares, en lugar de colocar una clave de fácil “tipeo”, utilizan claves alfanuméricas de más de 20 caracteres, que terminan desalentando a cualquier mortal. Si nuestro miedo es que toda la ciudad se conecte a nuestra conexión, les digo que es bastante complicado ya que con tanto hormigón que hay entre las paredes del bar y los edificios, la señal de WIFI “se pierde” en el camino. Si la señal es baja, difícilmente se pueda conectar alguien a nuestra red (y si lo hace, tendrá cortes muy seguido).

Son simples detalles que si un bar o restaurant (sirve para un hotel o lo que sea) sabe responder a tiempo, pueden ganar muchos clientes y así aumentar sus ganancias. Finalizo este post aquí, pues se enfría mi café con leche.