El peor capítulo de Lost


Desde hace un par de meses que toda la familia Aikawa mira apasionadamente los capítulos de Lost, una de las series de TV más vistas en todo el mundo. Luego de muchos capítulos, finalmente llegó el episodio que está de más, pero que se nota que necesitaban crearlo sí o sí. Ese fue el 14er episodio de la 3er temporada, titulado Exposé.

Dos personajes se sumaron en la 3er temporada, un tal Paulo (interpretado por el brasileño Rodrigo Santoro) y Nikki (Kiele Sánchez), dos personajes que cayeron en la isla junto al resto de los sobrevivientes, pero que gracias al recurso de que no se conocen las caras de todos los personajes, podemos recurrir a ellos en cualquier momento 😀

El capítulo aparentemente se realizó para provocar la muerte de los dos personajes nuevos que se introdujeron en esta temporada, ya que no aporta nada en la historia de Lost. Lo único que rescato, es que para justificar de que Nikki y Paulo estuvieron en la isla desde el principio, se realizaron algunas tomas viejas de la primer y segunda temporada (estas tomas las podemos visualizar en los flashbacks). Es gracias a esto, que reaparecen personajes como Shannon, Boone o Artz, que hace bastante que no veíamos.

El capítulo se basa en la discusión de una pareja de ladrones, que creen haber perdido un diamante que le han robado a un director australiano. Supuestamente deberían haber aportado muchos datos de la historia, pero son poco creíbles, ya que pareciera que estos dos muchachos sabían más cosas que el resto de la isla, pero nunca dijeron nada y así el resto de la serie pudo seguir el curso que conocemos.

Lo único que rescato, es el final (si hubiese tenido el final que todos preveíamos desde el principio, hubiese sido una basofia). Un capítulo de más, que quedó en el medio de una trama que venía muy arriba y que seguramente los fans de Lost deben odiar.