Ser un Joven Adulto

“El tiempo pasa”. Eso ya lo sabemos. Hace tiempo ya que conozco a Fede. Fue allá por 4° grado de la escuela primaria. ¿Quiénes éramos en ese entonces? Dos simples pibes. Hoy, 15 años después, la cosa ha cambiado, somos jóvenes adultos.
Sobre este concepto de jóvenes adultos es que me quiero extender. Supongo que yo soy un joven adulto. La vida pasa y sin darme cuenta estoy en un estado de crisis, de transición.
Fui estudiante universitario durante algo más de 5 años. Hace menos de un año aun lo era. Hoy estoy trabajando, tengo ingresos propios y sin embargo sigo viviendo bajo el mismo techo junto a mis padres.
¿Soy un adolescente? No, ya no. ¿Soy un adulto propiamente dicho? En otros tiempo, sí. En los tiempos que corren, no. Soy un joven adulto. Con muchas libertades pero no plena independencia.
Bajo una nueva etapa, con otros proyectos y otros intereses. Muchos de mis amigos están en la misma situación. Más por un lado, más por el otro. Todos ellos viviendo con sus padres, trabajando quizás, estudiando también. Buscando nuevos proyectos, en pareja o solos, aventurándose a ser “alguien”. No es más que una etapa intermedia antes de asumir plena responsabilidad e independencia. Este el momento para innovar, equivocarse y encontrar el camino a lo que queremos.
Gracias Fede por el espacio en tu blog. Un gran abrazo amigo.

Por Rafael Namías

Lic. Ciencias de la Computación. Estoy trabajando en una empresa multinacional de desarrollo y consultoría de software. Apasionado por el deporte, interesado en la cocina. Blog: Ser Diabético