Verdad revelada Nº3

Los bloggers exitosos escriben bien.
Yo sé que este punto me va a hacer ganar unos cuantos enemigos pero la verdad es que las celebridades de la blogósfera, salvo honrosas excepciones, no escriben bien. Errores ortográficos que les requerirían volver a tercer grado de la escuela primaria, problemas conceptuales en la elaboración y transmisión de las ideas, deficiencia en la estructura textual, un pensamiento muchas veces superficial y esquemático, muestras de flagrante –y cuando digo flagrante, I mean it– falta de esa antigüedad que es la cultura general, imperdonable, por otra parte, dado que en internet “está todo”, son algunos de los males que abundan. Contra la buena calidad de los productos también conspira el concepto de que “es mi blog y acá hago lo que quiero”, un postulado umbilical y autoritario que termina asesinando hasta al amor propio cuyas últimas palabras habrán sido “es mi blog y acá doy lo mejor de mí”.
A todo lo anterior hay que sumarle que el lector medio tampoco es exigente en cuanto a lo que demanda del blogger y, de ese modo, la mediocridad establece el nivel, se instala y todo termina siendo una carrera en la cual el objetivo principal es cuantitativo y no cualitativo.

(finalizará)
Por Laura Cambra

En otra vida fui ghostwriter. Ahora, no más ghost. Vicio: Cadena de palabras – Delirio: S.E.U.O