El tren Rosario Norte – Retiro cada vez más lento

DSC00006
Se cumple casi un año desde mi primer experiencia en el servicio diario de trenes (de lunes a viernes) que cuenta la ciudad de Rosario hacia la estación de Retiro. El servicio de Trenes de Buenos Aires se brinda con una formación llamada Camello (por las dos “jorobas” que cuenta cada vagón producto del aire acondicionado), que fueron fabricadas por FIAT en la década de los 80. Estos “camellos” tuvieron su época de esplendor en España y cuando pasaron a retiro, volvieron a rodar por estas pampas. 
Si bien Cristina promete construir un tren bala que con una velocidad de 300 km/h, unirá las dos ciudades más populosas de la Pampa Húmeda en 90 minutos, el tren “camello” cada día está más y más lento.
Sólo para dar un ejemplo, en el viaje inaugural la formación demoró 8 horas en vez de las 6 que estaban planificadas. El horario de salida era 5:15 AM y el horario de llegada 11:17 AM.
Las dos veces que viajé en tren a Buenos Aires, tuve la fortuna de que esas 6 horas se cumplieran a “rajatabla” sin un minuto de más (aunque hubiese deseado que fueran menos).
Al ingresar al sitio de Trenes de Buenos Aires en el día de la fecha , me llevo la siguiente sorpresa:

Partida: 4:45 AM

Llegada: 12:02 PM

¡En un año el tren “ganó” una hora de viaje! ¿Estamos todos locos? ¿Cómo es posible que un servicio que hasta hace un año se brindaba “dignamente” en 6 horas, ahora tenga una hora más de duración. Una verdadera pena de que no le demos la importancia que se merece a este noble medio de transporte.
Un dato para tener en cuenta. El pasaje sigue costando 33 pesos (30 para estudiantes y jubilados) frente a los 58 pesos que cuesta viajar en 4 horas en ómnibus (coche cama). Hace tan sólo un año, el pasaje de tenía un valor de 35 pesos (¡un incremento del 65 %!). El tren sigue siendo una opción válida para las familias numerosas que deben viajar a la Capital Federal y que no pueden gastar tanto dinero en el pasaje.