El día

¿Será un día histórico? ¿Será el presidente que prometa el cambio, que confíe de una vez por todas en un organismo supranacional como Naciones Unidas para tratar las políticas exteriores del mundo?
¿Qué sucederá con América Latina? ¿Cuba, Chávez, Evo? ¿Argentina? ¿Los recursos naturales? ¿La guerra en Irak, Afganistán? ¿El protocolo de Kyoto? ¿La cárcel de Guantánamo? ¿Los inmigrantes? ¿La economía? ¿Wall Street?

No, Mr. Obama. Nadie dijo que sería fácil ser Presidente de la potencia más grande del planeta, potencia que todos dejamos ser, y que seguramente encontrará algunos obstáculos que le dejará de regalito el “compañero” Bush.

Muchas expectativas y esperanzas colocadas en la mochila de un sólo hombre. ¿Es el cambio verdadero? A mi me preocupa que tantas personas que participaron del gobierno de Clinton (época durante la cual nosotros detestamos las relaciones bilaterales de Menem con el hombre del cigarro loco) formen parte de este nuevo gobierno (Hillary será la Secretaria de Estado).

No tendrá mucho tiempo para acomodarse en la Casa Blanca, pues la economía requiere medidas urgentes y correctas. En 6 meses o quizás el 20 de enero próximo, será el momento para que analicemos que fue lo que sucedió y si este joven presidente con características que parecen captadas de Hollywood, es el cambio o es un deja vú de nuestro Fernando de la Rúa. Veremos.