Inflación de libros

El año pasado no fue el más productivo en la materia más hermosa que podemos realizar en nuestras casas: “Lectura” 

No sé si fue por falta de tiempo o ganas, dejé muchos libros de lado para concentrarme en sólo en tres (¡sí! tres libros de lectura más los libros de estudio, ¡ojo!) Todos ellos fueron libros de historia argentina (un tema que me gusta mucho y que son tan “pintorescos” que podrían ser una novela de ciencia ficción)

Entre los nominados al Oscar a mejor película 2009, figura El Lector, una película basada en el libro que escribió Bernhard Schlink (abogado y juez alemán) que tiene varias similitudes con nuestro ex-ministro de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Bossert (¿alguien se acuerda de él?) que en su momento le dedicaba muchas horas a la escritura e incluso fue guionista de cine.

La necesidad de competir y vender nuevas historias con una velocidad estremecedora, obliga a que muchos autores (que a veces lo único que hacen es colocarle la firma al proyecto de otro) saquen libros como si sus manos fueran los propios rodillos de la imprenta. Uno tras otro sin descanso.

Recuerdo que pocos meses después de iniciado el conflicto del campo (en marzo del 2008), un periodista sacó El Agitador , un libro sobre el conflicto del campo y Alfredo De Angeli. Esto fue en fines de junio, con lo cual el libro se hizo en sólo 3 meses ¿3 meses?. Está claro que la realidad está obligando a que publiquemos cualquier cosa para vender y poco a poco va deteriorando el trabajo de muchos escritores que a veces están años para realizar su “obra maestra”.

Cumbio, fenómeno creado por los medios (tenía popularidad, pero los canales de televisión fueron los que terminaron creando a un monstruo), sacó su libro en el mes de diciembre, unos 3 meses después de la primera vez que la vimos en el Abasto con el resto de los floggers.

Volviendo al tema de El Lector, es un libro que recomendó un profesor de Derecho Civil de mi facultad hace unos años atrás, y que por una u otra cuestión, nunca terminé de leer. Es cortito (unas 120 páginas) pero tiene una trama que tarde o temprano terminaría en Hollywood. Es la historia de un joven que se enamora de una mujer mayor que él y la cual le leía libros. La mujer desaparece de un día para el otro y el joven (ya graduado en leyes) asiste a uno de los juicios a los jerarcas nazis, en donde se entera que esa mujer que amó, había sido guardiacárcel en un campo de concentración de judíos. Una trama muy fuerte.

Casi que por lo que estoy haciendo en estos momentos, me encuentro con la obligación de finalizar ese libro para compararla con la película (nunca me gustó ver la película para no leer el libro), pero también me comprometo a que este año leeré muchas más novelas que los años anteriores. Creo que es una pausa que vale la pena realizar.

Es por eso, que me gustaría que sean uds. los que me recomienden cuales fueron los mejores libros que leyeron en los últimos tiempos, para poder hacer una listita de lo que leeré este año :D. Con tanta oferta, es muy difícil elegir bien.