El amor en los tiempos de la Web 2.0

Una de las cosas más lindas de la Web 2.0, es la posibilidad de conocer gente de todo el mundo. Quizás no lo veamos por mucho tiempo, pero el día del encuentro tiene una sensación extraña. Conocemos a la persona, sus gustos, sus quehaceres diarios, pero ¡jamás lo habíamos visto!.

De la misma forma que mucha gente se sumó la redes como Facebook, Twitter o MySpace, y allí conocieron a sus “medias-naranjas”, cada día se destacan más los problemas de pareja cuando uno de ellos es 2.0 y el otro 0.2 😉

¿Qué sucede si uno tiene cuenta de Facebook/Twitter?

Esto puede ser muy problemático, pues enseguida surgirán dudas como: ¿qué estará haciendo fulanito/a, cuando debería estar conmigo? ¿con quién hablará? ¿a qué eventos asiste? ¿me dirá toda la verdad?

Algo similar sucede cuando alguien coloca la etiqueta asesina en una foto comprometedora.

Está claro que la Web 2.0 no sólo ha cambiado la forma en la que nos comunicamos, sino también, la forma en la que nos confundimos y  malinterpretamos algún mensaje por culpa de no colocar un acento, un punto o una coma.

Pero, porque siempre hay un “pero”, estos casos son típicos de una relación de celos y no hacen más que generar desconfianza. Por suerte muchas personas confían en lo que hace su pareja, y no tienen que andar pensando que cualquiera que los agrega en Facebook es un posible competidor….. Bah, quien sabe, la Web 2.0 es un puterío 😀

Por eso no tengo novia. El día que alguien se gane mi corazoncito (?), me despido del mundo 2.0….. excepto que ella también sea fanática y todo sea mucho más fácil ;-). Por lo menos, habrá un tema de conversación en común (?)