La misión que no llegó a la Luna: “Apolo 13”

El Apolo 11 fue la primer misión que llevó al hombre a la Luna, pero por esas cosas de Hollywood y la necesidad de que sea “pochoclera”, no hay ninguna película que valga la pena recordar con la hazaña de Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins (documentales hay cientos) Fue así que los yankees prefirieron contar otra historia, de la que debería haber sido la tercer misión en la Luna y que por un desperfecto técnico jamás llegó. Las dificultades que vivieron y cómo enfrentaron a la muerte en el Espacio Exterior, fueron motivos más que suficientes para que en 1995 se estrenara Apolo 13, dirigida por Ron Howard y protagonizada por Tom Hanks, Bill Paxton y Kevin Bacon.

La película fue un verdadero reto, pues se quiso hacer una reproducción lo más fiel posible de la frustrada misión. Para ello recurrieron a la NASA, en donde encontraron apoyo técnico para filmar en sus locaciones y poder simular las escenas de gravedad cero en un avión especial que hace ascensos y descensos abruptos. Un dato que me gusta destacar: La gravedad cero no duraba más de 23 segundos, por lo que se filmó dentro del avión durante 13 días.

Apolo 13 tiene una de las 100 frases más famosas de la historia (del cine y de la realidad) como fue: “Houston, tenemos un problema”, que en la película la dice el astronauta Jim Lovell (Hanks), cuando en la realidad salió de la boca de Swigert (el personaje que recreó Bacon). Hasta el día de hoy, esa frase es un sinónimo de un problema imprevisto.

Creo que no hay nada como la película de Apolo 13, la misión que no llegó a la Luna, pero que logró traer sanos y salvos a tres astronautas en una misión casi imposible, para celebrar los 40 años del Apolo 11 (con sus aciertos y sus errores)