Celebrando el 40º Aniversario del Apolo 11 con “Viaje a la Luna” (1902)

Hoy se celebra el 40º Aniversario de la llegada del hombre a la Luna, nuestro satélite natural que nos acompaña desde hace cientos de miles de millones de años. Mucho antes de que Neil Armstrong y Buzz Aldrin se convirtieran en los primeros seres vivos en dejar sus huellas, el cine y la literatura imaginaron el primer viaje a la Luna. En el film de 1902, Viaje a la Luna, el director francés Georges Méliès hizo una adaptación de la obra de Julio Verne (De la Tierra a la Luna) y de “Los primeros hombres de la Luna” de H. G. Wells.

Un grupo de científicos deciden llevar a cabo un ambicioso plan: con un gigantesco cañón y una cápsula con forma de bala, serán los primeros en viajar a la Luna. Lo que no saben es que allí viven los selenitas, en una escena que recuerda a la llegada de Colón a América y el choque de dos civilizaciones. La muerte de uno de ellos, provoca que el pueblo selenita decida vengarse de ellos, pero los viajeros escapan empujando la cápsula al océano.

La película es recordada por ser la primera del género de Ciencia Ficción, con rudimentarios efectos especiales que causaron furor en la época. La imagen de la cara de la Luna con el proyectil en el ojo, es una de las escenas más importantes de la historia del cine.

La película tiene una duración de 14 minutos (en 16 cuadros por segundo) y un poco más de 8 minutos si se reproduce a 25 cuadros/s. Méliès intentó distribuir comercialmente la película en los Estados Unidos, pero la gente de Edison la copió y distribuyó en el país del norte, por lo cual el director francés jamás cobró dinero por su creación. La Primera Guerra Mundial afectó a la industria, por lo que se retiró del mundo del cine.

Con 107 años, sigue siendo un claro ejemplo de lo que imaginaba la sociedad de principios del siglo XX y una forma de homenajear a los astronautas de la misión Apolo 11.