Autos mini y baratos


Lejos de sus primos pequeños y caros (como el Fiat 500 y el Mini Cooper), una nueva generación de vehículos baratos está invadiendo el mundo. La crisis internacional obligó a muchas automotrices a prescindir de sus modelos caros y comenzar a prestar atención a los vehículos de menor cilindrada. Estos vehículos tienen éxito en mercados como el europeo y el asiático desde hace años, sobre todo en ciudades donde el tránsito es complejo y las antiguas calles son muy angostas.
El Tata Nano batió todos los récord de venta en la India, por ser el primer vehículo en ofrecerse a un precio de 2000 dólares (el valor de una notebook potente de alguna marca reconocida). Si bien en la India, un trabajador promedio gana varias veces menos que un europeo o un sudamericano, no deja de ser llamativo como el mercado aceptó con brazos abiertos un vehículo que tiene un motor muy pequeño y que está pensado para el tránsito diario (de la casa al trabajo o al super y al parque los fines de semana).
Algunos rumores dicen que Fiat (aliado de Tata Motors) estaría pensando en fabricar este modelo en Latinoamérica, lo que podría ser un éxito de ventas en el continente, aunque su precio estaría distante de los 2000 dólares que deben pagar los Indios.
Por su parte, Suzuki comenzó a importar al mercado chileno un compacto denominado Celerio. Fabricado también en la India, el Celerio cuenta con un diseño mucho más atractivo que el Nano, y una terminación similar al gusto de los nipones. ¿Cuál es su precio en el país trasandino? 28 mil pesos argentinos.
Los autos pequeños consumen poco y cumplen a la perfección la famosa premisa de “que me lleve y me traiga”. Creo que si por algo siguen funcionando las automotrices, es por la existencia de sus modelos más baratos, algo que se puede comprobar fácilmente si revisamos los TOP5 de cada mercado. Y los consumidores están adaptándose (en muchos casos a la fuerza) a este tipo de vehículos.