Las dos caras de Jápeto

Jápeto

Jápeto, uno de los tantos satélites de Saturno, presenta una superficie muy peculiar y exótica que la sonda Cassini ha logrado captar con gran detalle durante estos años en los que ha estado observando al planeta y a su sistema de lunas.

Por un lado Jápeto tiene forma irregular y no de elipsoide: no es una esfera perfecta, como tampoco lo son el resto de los cuerpos de nuestro sistema solar. Pero en el caso de esta luna, el achatamiento que se observa en sus polos es mucho más pronunciado. Además, presenta una gran cordillera ecuatorial, llamadaToledo Montes, claramente visible en las imágenes, en la que podemos encontrar picos que se elevan hasta unos 20 kms. de altura (tengamos en cuenta que el monte Everest, el pico más alto aquí en la Tierra, tan sólo tiene una altura de unos 8,8 kms.)

Pero la característica más peculiar de Jápeto es su superficie claramente dividida en dos grandes hemisferios de diferentes colores. Esta diferencia ya fue detectada en el siglo XVII por el descubridor del satélite, Giovanni Cassini (la sonda que se encuentra actualmente estudiando el sistema de Saturnofue bautizada en su honor), quien pudo observar que el satélite era visible sólo cuando se encontraba a un lado del planeta. Este hecho le llevo a especular que su superficie debía estar constituida por grandes regiones de colores diferentes y bien contrastados: uno mucho más claro y el otro más oscuro. Y estaba en lo cierto, tal como lo pudieron confirmar las observaciones posteriores.

La mayor parte del hemisferio que se encuentra orientado hacia el sentido de giro de la órbita de Jápeto es mucho más oscuro que el hemisferio opuesto y los polos.

El origen de esta diferencia de colores es todavía tema de debate y se proponen diferentes teorías para explicar el fenómeno. Básicamente las teorías se dividen entre las que atribuyen el origen del material más oscuro a una fuente externa (desprendimiento del material desde otra luna de Saturno impactada por un meteorito) o bien a una fuente interna (también por impacto de un meteorito en la propia luna o por emergencia debido a la actividad crio-volcánica)

(vía Global View of Iapetus’ Dichotomy)