Una bolsa en el Espacio

Esta bolsa se convirtió en el objeto más grande y caro -se estima que el valor de las herramientas que iba dentro es de unos 100.000 dólares- perdido nunca por unos astronautas y en una especie de satélite artificial improvisado, que entonces ha dado unas 4.000 órbitas y ha podido ser observado sin excesivas dificultades desde tierra.