Netbooks para estudiantes en Argentina

La Presidenta presentó el programa “Conectar Igualdad.com.ar”, cuyo objetivo principal es adquirir casi 3 millones de computadoras en los próximos 3 años, permitiendo que todos los estudiantes secundarios de la Argentina tengan su propia computadora. El modelo utilizado es el 1:1, ya que será una computadora por alumno y será financiado con fondos del ANSES.

Las primeras netbooks que entregó el gobierno en el Teatro Cervantes, surgen de un plan anterior (licitado en el mes de diciembre y presentado en febrero de este año), como parte de un programa de 250 mil computadoras para los estudiantes de los últimos años de las escuelas técnicas. Se trata de un equipo desarrollado por Intel y conocido como Classmate, y la licitación fue adjudicada a la empresa EXO – Telefónica. Posee una pantalla de 10 pulgadas, procesador Intel Atom de 1.6 ghz y 1 GB de memoria RAM. El disco rígido es de 160 GB, y posee conectividad Wi-Fi y 3G (en el caso de que el alumno coloque una SIM Card similar a la que cuentan todos los celulares). El diseño original tuvo que ser modificado, ya que estaba pensado para un público de menor edad. Se dejó de lado al “formato valija” que caracterizó desde siempre a las Classmate, por uno más apropiado para los alumnos de los últimos años de la secundaria.

A nivel software, cuentan con dos sistemas operativos: Windows XP y Linux (la distribución es RXArt y es desarrollada por una empresa local). Por pedido del Ministerio de Educación de la Nación, la netbook incluye el paquete ofimático Office (en Windows) y OpenOffice (en Linux). También cuenta con herramientas de control parental (para que los menores no ingresen a sitios inapropiados), herramientas de comunicación interna entre los alumnos y los docentes (ideal para realizar trabajos grupales) y software para álgebra, física, química, etc.

El plan estatal planea incorporar pendrives, routers wi-fi y toda la infraestructura de conectividad en las escuelas, para que los alumnos puedan navegar y comunicarse por Internet. Un detalle interesante del proyecto, es la incorporación de un chip puede anular todo el equipo en caso de denuncia de robo o extravío. Este chip necesita una validación por parte del instituto educativo. La garantía de los mismos será de 3 años y la reparación se realizará con técnicos en las mismas escuelas.

El proyecto especifica que las computadoras podrán ser llevadas a los hogares de los estudiantes y que los que se finalicen sus estudios secundarios, podrán llevarse la computadora para siempre. Una de las dudas es sí todos los nuevos estudiantes que ingresen al secundario tendrán una nueva computadora o cómo será el proceso de recambio de las máquinas, con lo rápido que mejoran sus performances los nuevos Intel Atom. Más allá de eso, creo que es un buen proyecto y que deberá integrarse con otros proyectos provinciales o el que posee la ciudad de Buenos Aires.

3 thoughts on “Netbooks para estudiantes en Argentina”

  1. Muy buena noticia. Pregunto: Algún gobierno anterior destinó un presupuesto educativo del 6% del PBI? Creo que no, más bien bajaron salarios docentes y la inversión en infraestrucutra era lamentable. Publiquen

  2. Y a cuanto nos va costar cada netbook?
    Sin un adecuado plan de enseñanza tras la adquisición de esta herramienta, y a pesar de ser los chicos autodidactas, no se sacará todo el provecho que se deberia.

  3. Recuerdo qué fue lo primero que dijo el tipo del plan Ceibal en el reportaje que le hizo Lanata: “Este NO es un plan de entrega de notebooks, es un proyecto educativo”.

    El plan este, tal como se lo anuncia, es un plan de entrega de notebooks. De hecho dicen que ya están compradas y ya repartieron 10 el día del anuncio.

    Mi visión es que ponen el carro adelante del caballo y encima el carro tiene una sola rueda y es de madera balsa.

    En un plan de generar igualdad de oportunidades en el acceso a la sociedad de la información lo más importante no es la notebook, sino la infraestructura que debe estar presente en el aula:

    – Enchufes a 220V
    – WiFi / bocas de red

    Si sé si se dieron cuenta de que en las aulas no hay enchufes justamente porque suele haber niños y es peligroso. Por más que sean escuelas secundarias, suelen ser primaria a la mañana y secudaria a la tarde o cosas así. Creo que incluso debe ser una norma en la construcción de escuelas el no poner enchufes por todos lados. Hacer el tendido eléctrico necesario es una obra enorme que hay que hacerlo en el 99% de las aulas del país. Además hay que instalar llaves térmicas y disyuntores si no los hubiera. Eso lleva tiempo. El gobierno se lo deja para que lo haga cada provincia (les dará la plata). Mientras tanto la notebook al aula debe llegar con la batería cargada desde la casa.

    Para la conectividad no alcanza con un router wifi por escuela y tampoco uno por aula, hay que mandar gente capacitada para que haga la instalación de acuerdo a cómo es el edificio, la cantidad de pisos, el grosor de las paredes, etc. Eso se lo dejan a las provincias también. Lo que es crítico para facilitar el mantenimiento es que en todas las escuelas haya la misma infraestructura. De lo contrario es difícil capacitar al recurso humano que hace el mantenimiento. Imaginemos 20 modelos de routers, algunos conectados a ADLS otros a cablemodem, otros a 3G.

    Imagino que las 600 escuelas que hizo Néstor y que tanto promociona ya están preparadas para esto en cuanto a la instalación eléctrica, al menos.

    Luego está el problema de la conexión a Internet. Nuevamente el gobierno nacional deja que sean los estados provinciales los que contraten el servicio y lo mantengan.

    Viendo como se manejan seguramente desde el ministerio nacional les dirán a los gobernadores qué empresa contratar para resolverle todos eso problemas y el envío del dinero será a condición de contratar a esa empresa.

    Una vez que las escuelas tienen la infraestructura, tenés que capacitar al recurso humano para que lo sepa aprovechar y cambiar el plan de estudios para sacarle el jugo. Por ejemplo, para qué llevar carpetas si se puede tomar notas en la notebook. Para qué usar pizarrones si se puede usar una pizarra electrónica conectada a la PC del profesor. Para qué tener el registro de asistencias en papel, etc. Lo otro es si también le van a dar computadoras a los administrativos y autoridades.

    La notebook no reemplaza el libro en el aula así como no lo reemplaza en la vida y no lo reemplazará nunca, pero si quieren ahorrar libros de estudio, pueden pagarle a las editoriales para que pongan los contenidos online y no gastamos papel. Pero esos contenidos no pueden ser un PDF, tienen que ser web friendly. No podemos dar como opción de estudio la Wikipedia para el que no tiene el libro de Historia 2.

    Dado todo eso, qué modelo de notebook se use es tan irrelevante que ahí sí cada provincia o cada escuela o cada alumno podría usar una diferente siempre y cuando ejecute el software adecuado.

    Es muy raro que haya cosas ya definidas a un nivel tan detallado como cuantos gigas de disco tiene la notebook y no sabemos cómo se va a capacitar a los docentes para que logren aprovechar la notebook en el aula. Porque una cosa es enseñar la materia “computación” con una notebook y otra es enseñar “Instrución cívica” con ella.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.