Un año en Perfil.com

Llegué a Buenos Aires con una valija, una mochila y muchos sueños. Así fue mi primer día de trabajo en “la gran ciudad”, esa en la que muchos dudaron si podría adaptarme. No sólo lo logré, sino también que supo enamorarme con sus calles revoltosas y su cielo gris.

Mi llegada a Perfil.com estuvo acompañada de un 2010 lleno de sucesos que lo convirtieron, con mucho trabajo y empeño de cada uno de sus miembros, en inolvidable. Con aciertos, errores y muchísimo aprendizaje, valió la pena cada segundo en esta ciudad, aún cuando dejé muchas cosas en mi querido Rosario.

Desde ya, sólo tengo palabras de agradecimiento para Darío Gallo por su confianza y ofrecerme esta oportunidad. Tras el reciente anuncio de su salida de Perfil.com, no puedo más que desearle el mejor de los éxitos en el nuevo proyecto periodístico que tendrá a cargo en la editorial. Sé que lo va a lograr porque el día que lo conocí, allá en el mes de diciembre del 2007, me comentó sobre su salida de Noticias para dedicarse a la “puntocom”.

Este año se presenta con muchos cambios y nuevos desafíos, algo que me motiva mucho.