Contra el Canon Digital

El Senado de la Nación está a punto de sancionar un polémico proyecto de ley, ideado por el senador por Río Negro, Miguel Ángel Pichetto (FPV) y el santafesino Rubén Giustiniani (PS) que establecería un canon digital a todos aquellos dispositivos que permitan almacenar datos como música, videos, etc, y a aquellos que permitan reproducirlos, como LCD, reproductores de DVD o los mismos celulares.

Todo este dinero irá a parar a un grupo de entidades que representan a artistas y diversas multinacionales que ven afectado su negocio que ya es de por sí, obsoleto. Es que parece que muchas personas que no se dan cuenta que el verdadero problema está en otra parte, en un país en donde la tecnología ya es de por sí cara, y donde la gran carga impositiva genera que la gente termine pirateando más y más. A eso se le suma que cuando se crean nuevos canales de venta digitales, los precios alcanzan a las versiones materiales (esto se puede ver bien en los ebooks cuyo precio casi equipara a las versiones de papel).

El canon digital viene a compensar toda su falta de ideas a la hora de ofrecerles la música a los consumidores, sumado a legisladores que piensan que están haciendo un proyecto de ley moderno, cuando en realidad parece de otro siglo. De hecho, en varias partes del mundo comenzaron a dar marcha atrás, por considerarlo retrógrado para la creatividad de las personas.

Lo gracioso es que el proyecto de ley, que además cuenta con apoyo de otros partidos como el Peronismo Federal y la UCR, contiene una peligrosa presunción de culpabilidad por parte del consumidor, por lo que tendrá que pagar por las dudas, y no sólo eso, deja abierto a que el Poder Ejecutivo incorpore nuevos productos en el futuro a los cuales se le deba cobrar el canon digital.

El listado de los incrementos y que pueden leer en el proyecto, es el siguiente:

– Grabadora de discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray (CD/DVD/Blu-ray): 10%
– Discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray, regrabables o no regrabables (CDR/CDRW/DVR/DVDRW/Blu-ray): 75%
– Memorias USB y otras tarjetas de memoria no integradas en otros dispositivos: 5%
– Discos duros integrados o no en un equipo, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%
– Equipos decodificadores de señales de televisión, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%
– Dispositivos reproductores de fonogramas, videogramas o de otros contenidos sonoros, visuales o audiovisuales en formato comprimido: 10%
– Teléfonos móviles con funcionalidad de reproducción de fonogramas en formato comprimido: 1%

Tan mala es la ley, que las personas pagarán varias veces en una misma compra el canon, que vale la pena recordar que no irá a las arcas del Estado, sino a entidades privadas. Sólo para ejemplificarlo, una memoria de la cámara de fotos pagará canon, así como el disco rígido en donde guarde la info o el DVD que desee compartir. ¿Dónde está el delito en sacar mis propias fotos digitales o hace un backup de mi información?

También es inconstitucional el hecho que establezca que las personas sólo podrán crear una copia privada, en contra de lo que establece el art. 19 de la Constitución Nacional.

Otro tema es que el propio Estado Nacional se verá perjudicado, ya que es uno de los compradores más importantes en materia netbooks con el programa Conectar Igualdad, que ahora deberá pagar más por cada disco rígido.

El proyecto será tratado esta semana en el Senado, en donde lamentablemente obtendría media sanción. Deberemos ver qué sucede en el ámbito de la cámara baja, en donde quizás, se pueda encontrar un poco de inteligencia.

Nota en Perfil.com

Enlaces: No al canon |Infografía: Derecho a leer | PDF del proyecto de ley de Pichetto-Giustiniani | El canon digital a punto de ser ley | 5 usuarios de Internet afectados por el Canon Digital