Después del canon digital

Supongamos que el Congreso aprueba el canon digital y que las nuevas tarifas ya comienzan a implementarse a todos los productos de almacenamiento masivo. Un gran LTA para todos (y todas).

¿Qué sucedería si las textiles “legales”, claras perjudicadas por las marcas truchas que se comercializan en ferias como La Salada y otros tantos puntos del país, hicieran lobby desde sus instituciones para cobrar un canon a la ropa? Porque si analizamos un poco los hechos, a las textiles también les gustaría cobrar un canon por los talleres clandestinos que recaudan unos 9500 millones de pesos por año.

¿Canon a la ropa?

Si bien es un poco en clave de humor, no sé que tan lejos estaríamos de un trasnochado que proponga la idea.