Nintendo apuesta a un nuevo control para la Wii

El gigante japonés de videojuegos, Nintendo, vuelve a apostar fuerte en el mercado de consolas hogareñas con la Wii U, la siguiente generación para competir contra Microsoft y Sony.

La presentación estuvo centrada en el nuevo control o joystick, que tiene una pantalla táctil de 6 pulgadas, sensores de movimiento, videocámara. La empresa no quiso quedarse fuera del furor de las tablets y, a su manera, terminó creando un dispositivo que será un complemento de la TV, aunque ahora será prescindible.

El nuevo control permitirá realizar videollamadas con otros usuarios, interactuar con los videojuegos y obtener más información de ellos, algo similar a lo que ocurrió con las consolas DSi, en donde las dobles pantallas jugaron un papel fundamental.

De todas formas, aquellos que ya sean dueños de una Wii, pueden permanecer tranquilos ya que podrán utilizar sus controles actuales.

De la que poco se habló, es de la consola propiamente dicha, aunque demostró tener una gran capacidad de procesamiento de gráficos durante la presentación en la E3. Según el sitio de Nintendo, tiene un procesador con múltiples núcleos IBM (al igual que su versión anterior que era una GameCube con esteroides), salida HDMI 1080p, y utilizará un nuevo disco de alta densidad, pero con formato propietario de Nintendo.

Nintendo apuesta otra vez a ese público que no es gamer y que compró la Wii para jugar en familia, con videojuegos simples y entretenidos.

No se habló de precios, aunque la principal duda está en el precio de la tablet-joystick. Se presentará en algún momento de 2012.

Enlace: Nintendo