El mensaje de Onganía que quedó en la Luna

Era el final de la dictadura de Juan Carlos Onganía. El Cordobazo y el Rosariazo fueron una serie de manifestaciones de trabajadores que se desarrollaron durante gran parte de 1969, el año que el hombre llegó a la Luna.

Sin embargo, eso no impidió que recibiera una invitación de la Secretaría de Estado de EE.UU para enviar un mensaje a la Luna. Las misiones Apolo ya habían realizado algunos sobrevuelos en la órbita lunar y había llegado la hora que Neil Armstrong y Buzz Aldrin pisaran nuestro satélite natural.

Fue así que se ideó una serie de mensajes para enviar a la Luna por distintos mandatarios y líderes del mundo. Tres semanas antes del lanzamiento, se encargó a una contratista de Massachusetts la construcción de un disco de silicio que llevaría un grabado microscópico. Varios mandatarios contestaron el pedido, pero otros solicitaron más información por lo confuso que resultaba para todos este tipo de solicitud.

Mensaje de Juan Carlos Onganía en la Luna

En su mensaje, el presidente de facto argentino felicitaba a Richard Nixon por la epopeya que estaba realizando los Estados Unidos con la llegada a la Luna. La placa se realizó en tiempo récord para que pueda acompañar al Apolo XI en su viaje, pero de las 116 invitaciones, sólo 73 llegaron a responder a tiempo, entre los que se encuentra el papa Paulo VI o el mariscal Tito. También mensajes de ex presidentes americanos, entre los que se destaca al asesinado Kennedy.

We came in peace for all mankind - Apollo XI

A pesar de la importancia del disco de silicio para la época, todo el mundo recuerda la pequeña placa que se encuentra en una de las patas del Módulo Lunar que reza “We came in peace for all mankind”.

Pero desde el 20 de julio de 1969, muy cerca del módulo abandonado por los primeros seres vivos en pisar ese suelo virgen por miles de millones de años, se encuentra esa histórica pieza con mensajes de todo el mundo.

Enlace: The Untold Story: How One Small Disc Carried One Giant Message for Mankind | The untold story: how one small silicon disc delivered a giant message to the Moon

Deja un comentario