Netflix vs. Cuevana, la batalla del video online

Cuando faltan algunas horas para el desembarco de Netflix en la Argentina (ya lo hizo en Brasil), vuelve a surgir el viejo debate sobre pagar o no pagar por un servicio que ofrece películas y serie por bajo demanda. Si bien ya existen algunas alternativas como OnVideo de Speedy/Telefónica, nunca lograron posicionarse en en el mercado local, más aún, cuando requieren tener un proveedor específico para disfrutarlo a pleno.

Sin embargo, creo que el lanzamiento de Netflix en la Argentina, en donde muchas veces nos quejamos de las cosas que nunca llegan, puede llegar a mover un poco el avispero que desde hace años se encuentra quieto. ¿La gente pasará de Cuevana a Netflix? Creo que muchos usuarios, entre los que me incluyo, estaríamos a dar el salto, más aún, cuando el precio es bastante accesible (39 pesos no es una locura). Sin embargo, habrá que ver cómo funciona con nuestras conexiones (malas en todos los casos) y que a duras penas funciona bien con sitios como Cuevana.

Pero el futuro debate es ¿cuánto demorarán las productoras, que ganan dinero gracias a Netflix, en ir contra Cuevana?. Y si hasta ahora no lo hicieron, es en parte porque no había algo en donde puedan ver un poco de dinero. Desde mañana contarán con qué.

De todas formas, si bien Netflix me parece auspicioso, tampoco creo que logre modificar los hábitos de los argentinos, acostumbrados a no pagar por nada. Y quizás sea el origen de una internet en donde algunos servicios tengan más prioridad que otros y donde uno tenga que pagar un poco más para ver mejor las cosas. Es un punto que no se debe perder de vista, ya que en definitiva, le estamos usando todo el ancho de banda a las telefónicas y ISP.

Puede llegar a influir, sí, en la decisión final de una persona la posibilidad de ver películas en su iPad, iPhone, Android o LCD con “webtv”.

Veremos como se acomoda en el mercado local y sin dudas, el primer mes gratis que ofrece, será fundamental para decidir si el servicio vale o no la pena.