El lugar común de la muerte de Steve Jobs

Steve Jobs in Heaven - The New Yorker

La muerte de Steve Jobs provocó una inmensa cantidad de homenajes en todo el mundo. Los medios no fueron la excepción y se dedicaron varios minutos y páginas para recordar quién fue esta persona que cambió, en cierta forma, la vida de muchas personas y cómo interactuamos con la tecnología. Pero también dio lugar para que dibujantes le dedicaran algunas viñetas que, para el mal de los lectores, terminaron en el lugar común e incluso, hasta repitiendo chistes. Vale mencionar que la tapa de la revista The New Yorker se publicó después que varios de los chistes que pude encontrar en una rápida búsqueda en la web.

Al menos uno lo mandó al infierno, fue más original que el resto. Desconozco si hay alguno más (seguro), hice una búsqueda rápida por diferentes medios del mundo. Pero hay un detalle que a todos se les escapó: ¡STEVE JOBS ERA BUDISTA!