Las tablets y smartphones son los preferidos de los consumidores, por encima de los TV LCD

Según un estudio publicado recientemente en los Estados Unidos, ha decaído el interés de los consumidores por comprar televisores LCD durante el 2011. En su lugar, han subido los niveles de ventas de smartphones y tablets, ya que en la mayoría de los casos les ofrecen el contenido que ellos mismos desean consumir, a la vez que utilizan más servicios online y descargan aplicaciones específicas para la informarse y entretenerse.

El informe, presentado durante el CES 2012 que se desarrolla en Las Vegas, determinó que el porcentaje de consumidores que ven televisión de aire o por cable en una semana típica cayó del 71% en 2009 al 48% en 2011. De acuerdo a esta tendencia, el porcentaje de consumidores que tendrán la intención de comprar un televisor en los próximos 12 meses se redujo del 35% en 2010 a 32% en 2011.

Según Mitch Cline, director general de Accenture, “El deseo de un estilo de vida siempre activo, siempre conectado, hace que los consumidores utilicen cada vez más otros productos electrónicos de consumo en su vida cotidiana para acceder al entretenimiento que en un momento proporcionaba la TV. Si bien no cabe duda de que los consumidores seguirán comprando televisores, las preferencias de los consumidores están cambiando. Los están sustituyendo rápidamente por otras pantallas tales como computadoras portátiles (laptops), PCs, tablets y smartphones, para ver el contenido de los medios.”

Más smartphones y tablets

La investigación descubrió un vertiginoso aumento en el crecimiento del uso de smartphones y tablets debido a que los consumidores valoran cada vez más la movilidad. Más de la mitad (53%) de los encuestados poseen un smartphone, mientras que en 2010 esta cifra ascendía a un 28%. Poseer una tablet subió al 12% en 2011 mientras que en 2010 fue del 8 por ciento. Cuando se les preguntó a los consumidores sobre sus planes de compra de dispositivos electrónicos en 2011 y 2012, la historia sigue siendo coherente. El porcentaje de encuestados que planean comprar un smartphone aumentó del 24% al 27%; para tablets, el porcentaje se incrementó del 8% al 16%. Estos productos electrónicos de consumo se utilizan cada vez más con fines de entretenimiento. Por ejemplo, el 44% de los propietarios de la tablet utiliza la transmisión continua de contenidos multimedia y el 43% baja aplicaciones por lo menos una vez por semana.

Servicios en línea y cloud computing

Más de la mitad (56%) de los encuestados señaló haber cambiado su comportamiento debido a los servicios en línea y la nube. Casi un tercio (32%) ha dejado total o parcialmente de alquilar o comprar DVDs; una cuarta parte (25%) comparte contenidos más personales con familiares y amigos; y el 19% accede a su contenido personal desde más dispositivos de los que utilizaba antes. Tres cuartas partes (75%) utiliza un buzón de correo en línea, el 37% juega juegos en línea, y el 26% utiliza la transmisión continua de contenidos multimedia. La generación más joven (18-34 años) es un gran usuario de servicios en línea; casi la mitad (47%) juega juegos en línea y más de un tercio (36%) utiliza la transmisión continua de contenidos multimedia.

Descarga de aplicaciones

Casi dos tercios (64%) de los encuestados indicaron que descargan aplicaciones, generalmente de tiendas de aplicaciones de proveedores de software y de fabricantes de productos electrónicos de consumo. Más de dos tercios (69%) utiliza aplicaciones de información (noticias, clima y deportes); 58 por ciento utiliza aplicaciones de redes (redes sociales y profesionales); y más de la mitad (56%) utiliza aplicaciones de entretenimiento (música, juegos de grupo o individuales y vídeos).

La importancia del precio en las compras de televisores

Se les preguntó a los encuestados qué los inclinaría más a comprar una TV. Más de la mitad (55%) indicó que compraría una televisión si el precio estuviera dentro de su presupuesto; 42 por ciento señaló que un televisor con resolución de alta definición es un tema importante a tener en cuenta. Sólo una cuarta parte (25%) nombró la funcionalidad 3D como una capacidad deseada de un televisor nuevo. Asimismo, una cuarta parte (25%) indicó que podría estar más predispuesta a comprar una TV si ofrecía la posibilidad de conectarse a la Web para tener acceso a Internet y a su contenido personal.

Estas cifras no hacen más que confirmar la importancia de un buen ecosistema alrededor de un dispositivo, algo que ya caracterizó al iPhone, y después al iPad, con una tienda con cientos de miles de aplicaciones, y por qué Android es una de las pocas que puede competirle. También demuestra cómo un producto como la BlackBerry Playbook, que reseñaremos muy pronto, se encuentra lejos de la competencia precisamente por carecer de una tienda que pueda competir contra Apple y Google. Los televisores 3D siguen sin atraer a los consumidores, en parte por sus precios, la necesidad de utilizar anteojos (aunque en el CES se presentaron algunos prototipos sin lentes), y la baja cantidad de títulos disponibles.

Fuente: Accenture