Cinemark no proyectará Shame en la Argentina

Al igual de lo que sucedió en el mes de diciembre en los Estados Unidos, la cadena internacional Cinemark (que en la Argentina también es la dueña de Hoyts, aunque mantiene de momento los negocios funcionando por separado) decidió que no proyectará en ninguna de sus salas a la película Shame, Sin Reservas debido a las escenas de contenido erótico que el film posee.

Cinemark Argentina comunicó la decisión a la distribuidora Diamond Films que no pasará en ninguna de sus salas la cinta del director Steve Mc Queen, protagonizada por Michael Fassbender y Carey Mulligan que se estrena en el país este jueves.

En Estados Unidos la decisión provocó bastante revuelo ya que la calificación de “apta para mayores de 18 años” la dejó junto a las películas pornográficas. En España hace unos años, había sucedido algo similar con el filme El Juego del Miedo.

Lo cierto es que cuando una película logra semejante repercusión, no deja sino más ganas de ir a verla, ya sea para ver por qué se tomó esa decisión o porque la gente que desconocía que se estrenaba, ahora tiene un motivo más para ver algo en otro cine.

Lo curioso es que en el sitio de Cinemark Argentina, la película estaba anunciada con fecha de estreno local para el 10 de mayo. En el país, la calificación es Apta para mayores de 16 años.

Veremos si desde la cadena local tienen algo que declarar en las próximas horas.

SINOPSIS DEL FILM
Brandon es un neoyorquino de treinta y pico de años con dificultades para la intimidad con las mujeres pero al mismo tiempo es adicto al sexo y tiene relaciones compulsivamente. En general, siempre citas ocasionales o romances condenados al fracaso de antemano. Cuando Sissy, la caprichosa hermana menor de Brandon y una prometedora cantante, aparece en su casa sin previo aviso y se instala allí, su estilo de vida tan particular y aislada, colapsa y al mismo tiempo, afloran recuerdos del doloroso pasado familiar en común. Tratará de escapar de los reclamos de su hermana y de las memorias que le trae, hundiéndose en lo más oscuro de Nueva York.