¡Hola Marte!

Parecía imposible, complejo, y sin embargo los ingenieros del Jet Propulsion Laboratory (JPL) demostraron una vez más por qué son los más exitosos a la hora de enviar sondas al “Planeta Rojo”. La Curiosity (Mars Science Laboratory) ya está en Marte, y si bien todavía faltan un par de días para que comience a rodar, ya es un verdadero suceso mediático.

Creo que gran parte de ello fue el excelente trabajo de social media de la NASA que cubrió cada momento del aterrizaje en primera persona y con algo de sentido de humor. Porque al mismo tiempo que veíamos una pequeña thumbnail que envió la Curiosity desde Marte, ya estaba publicada en Twitter y Facebook.

Quizás este sea uno de los grandes distintivos de esta misión respecto a las anteriores (la dupla Spirit/Opportunity llegaron el 2003 y si bien una de ellas siguen en funcionamiento, jamás superaron la etapa de los blogs) tengamos la posibilidad de seguir casi en tiempo real lo que está sucediendo en otra parte del sistema solar, con fotos en bajísima calidad o con efectos extraños que podrían equipararse a Instagram.

La experiencia de la madrugada del lunes fue muy emocionante. No sólo por el despliegue del aterrizaje, sino por lo que hizo la NASA con dos de los orbitadores que fueron redireccionados para poder tener información “en tiempo real” de lo que sucedía a más de 400 millones de kilómetros o un delay de 16 minutos: ¡Una imagen del pasado!.

Las fotos no podían ser menos y no dejan de sorprendernos minuto a minuto. Hasta el momento se destacan un par de ellas como:

El aterrizaje capturado desde la cámara de la Mars Reconnaissance Orbiter. Una nave creada en la Tierra fotografiando a otra que está descendiendo en Marte. No es algo que se vea todos los días.

La primera foto a colores. Es bastante borrosa ya que todavía no se quitó el filtro protector de polvo que tiene la cámara, pero es todo un ejemplo de lo bien que va la misión.

– Otra fotografía capturada por uno de los orbitadores que demuestra la posición del Curiosity y cada una de las etapas utilizadas durante el descenso en el Planeta Rojo.

Y no es difícil emocionarse con el video formado con más de 200 thumbnails de las fotografías a 1600 x 1200 px que capturó la Curiosity y su cámara MARDI durante el descenso.

El video es sólo una muestra de lo que tendremos en las próximas semanas cuando se envíen las fotografías en alta definición, algo que demorará bastante, teniendo en cuenta que hasta la fecha se han recibido sólo 50 mb de datos.

Toda la emoción de ese momento que transmitieron los científicos e ingenieros de la NASA y el JPL a todo el mundo, se puede sintetizar en este pequeño video de 2 minutos en donde recrean lo que sucedió con la animación conocida por todos.

Una misión que inspira y que por un instante unió a cientos de miles de personas en todo el mundo. Y lo mejor es que esto recién comienza.