El día que Apple le dijo adiós al DVD

20121023-232216.jpg

Uno de los anuncios que pasó algo desapercibido de la presentación de las nuevas MacBooks y iMacs, fue el final de las unidades de DVD. Eso no solo impide que los usuarios puedan ver sus películas favoritas, sino también que ya no puedan importar sus discos compactos musicales con iTunes. Si bien es cierto que muchas personas ya no utilizan soportes òpticos (gracias al bajo costo de las unidades flash), también es cierto que para algunas cosas son totalmente necesarias. De hecho, el periodista del New York Times, David Pogue, relató que varias películas que solo existen en DVD no podrán ser vistas mientras no aparezcan en iTunes o Netflix.

No era ninguna novedad. Ya desde hace un tiempo su sistema operativo estaba siendo distribuido desde la Mac AppStore y mucho contenido que se vendía en soporte físico, pasó a venderse por descargas desde la web.

Otro formato que Apple termina descartando por completo es el Blu Ray, logrando saltearse a esta tecnología y que los usuarios de Apple nunca vean este tipo de soportes en sus computadoras. Si bien es cierto que siempre fue pionera en obligar al mundo a realizar el salto tecnológico desde la primera iMac que no tenía unidad de disquettes, creo que algo de margen todavía le quedaba a las unidades ópticas. Sin dudas, si tenés contenido en un DVD (yo tengo muchos backups), es hora de comenzar a pasar los datos a otros dispositivos para poder conservarlos en el tiempo o en la nube con herramientas como Dropbox, Google Drive o SkyDrive.

Para aquellos “nostálgicos” de estos discos, deberán utilizar unidades externas para grabar contenidos para sus trabajos o para resguardar por seguridad. Pero ya no será una pieza de hardware de la partida. Gracias por todo DVD.