La cápsula Dragon volvió a la Tierra

Tras permanecer dos semanas acoplada a la Estación Espacial Internacional, la cápsula Dragon, creada por la empresa SpaceX, regresó a la Tierra y acuatizó en el Pacífico, cerca de California.

La compañía se aseguró su segunda misión exitosa de reabastecimiento a los astronautas que viven en el espacio, además de ser la única de las naves que pueden traer las muestras de los diferentes experimentos que se realizan (las Soyuz rusas también, pero están pensadas para traer humanos y algo de carga).

La Dragon mide 4,4 metros de alto y tiene 3,66 metros de diámetro, aunque su envergadura llega a más de 16 metros con los paneles solares extendidos. Su capacidad máxima de carga es de 3310 kilos, entre la bodega y la sección presurizada.

Sin embargo, uno de los temas que preocupó a la NASA durante el lanzamiento del cohete Falcon 9, fue el apagón que sufrió uno de los nueve propulsores. SpaceX declaró que, al igual que en los legendarios Saturno V, esto fue corregido de forma inmediata compensando la energía de los restantes ocho.

La próxima misión de la cápsula Dragon están pensada para enero de 2013.