El Hobbit: ¿En 24 o 48 fps?

Hace 13 años, George Lucas presentó un nuevo sistema de sonido digital para el estreno del Episodio I de Star Wars. En asociación con Dolby Laboratories, Lucas desarrolló un canal adicional de sonido que supuestamente nos iba a sumergir más en la película. Pocas salas lograron implementar este sistema que no fue utilizado por muchas películas, con lo cual, nadie quiso arriesgar el costo de colocar un par de parlantes y equipo nuevo en las salas de cine.

Pero en 2012, Peter Jackson quiso ir mucho más allá del 3D convencional que tan bien se ha acostumbrado el público en general. Es que la digitalización de las salas permitió una rápida actualización de los proyectores, en muchos casos con una simple modificación del software, para poder adaptar la película a los 48 cuadros por segundo, el doble del resto de las películas hasta la fecha.

El origen de por qué se usan 24 cuadros por segundos (fps) viene desde el momento en el que cine comenzó a ser sonoro. Antes se usaban 16 fps. Durante más de 80 años, todas las películas han utilizado esta cantidad de cuadros, en gran parte, porque los 24 fps permitían mostrar un movimiento natural para el ojo humano, sin derrochar metros y metros de la cinta de la película, algo que siempre fue algo caro de crear y más si tenía varios miles de cuadros extra por segundo.

En la era digital y con bytes cada vez más baratos, esto no es un problema, con lo cual es un riesgo cada vez menor y de fácil implementación en todos los cines.

Los 48 FPS muestran imágenes mucho más cristalinas y el detalle es tan extremo, que muchas personas se van a quejar que El Hobbit no ocurre en la Tierra Media, sino en un estudio. Se puede perder algo de la magia. Sin embargo, creo que después de un tiempo y de acostumbrarse a un par de movimientos un poco extraños, por no decir, algo más acelerados a lo que estamos acostumbrados en el cine, se disfruta al máximo. Sí, a Gandalf (Ian McKellen) se le llega a ver los lentes de contacto en una de las escenas, pero Peter Jackson y Guillermo del Toro nos brindan la máxima calidad a la hora de recrear trolls y orcos con CGI y maquillaje hiperrealista. Es una gran película.

Los 48 FPS nos brindan un 3D de alta calidad como nunca antes habíamos visto en el cine… en la historia. Es por eso que, siempre que tengan una sala cerca disponible, traten de ver la película en 3D HFR (High Frame Rate).

Según Peter Jackson, las películas rodadas a 24 fps pueden quedar borrosas o pegar saltos, si se hacen movimientos rápidos con la cámara. Rodar a 48 fps evita muchos de estos problemas. “Hemos estado visionando pruebas de filmación y material de las primeras jornadas del rodaje a 48 fps (…) y queda genial. Nos hemos acostumbrado tanto que ahora vemos las otras películas como primitivas (…)”

En la parte negativa, Jackson reconoce que “los puristas del cine criticarán la ausencia del blur (desenfoque de movimiento) y del strobo (efecto de saltos o guiños como el que produce la luz estroboscópica), pero muchos miembros de nuestro equipo, que eran así de puristas, ahora se han pasado a nuestro bando. Te acostumbras rápidamente a este aspecto (…) Ocurrirá algo similar a cuando pasamos del vinilo al CD”, declaró el director.

Según cuenta le sitio CinesArgentinos.com, son varias las salas de cine que ya están proyectando desde esta semana en este formato, y es probable que otras se vayan sumando a medida que se puedan actualizar los proyectores digitales.

El listado de los cines que pasan El Hobbit en 3D HFR es:

Cinemark:

– Palermo
– Puerto Madero
– Caballito
– Soleil
– Tortugas
– Malvinas Argentinas
– Adrogué
– San Justo
– Palmares, Mendoza. Este es el único complejo con el concepto XD, que tiene la pantalla más grande y mayor potencia de sonido
– Santa Fe

Village:

– Recoleta
– Caballito
– Neuquén
– Avellaneda
– Pilar
– Rosario
– Mendoza

Showcase:

– Belgrano
– Norte

Cinemacenter

– Ambassador de Mar del Plata

Cines Multiplex
– Multiplex Belgrano

El IMAX proyectará la película en 3D, pero en 24 FPS, es una cuestión técnica, sigue utilizando película para proyectar, nada digital. También estará disponible en otras salas en formato 3D (24 fps) y en 35 mm.

Así como Christopher Nolan decidió que no quería 3D, pero usó más de 80 minutos de película en formato IMAX para The Dark Knight Rises y mostrarnos “su visión” de lo que cree que es Batman, creo que vale la pena ver qué es lo que Peter Jackson pensó para El Hobbit con esta tecnología que lejos de ser algo pasajero, será algo puede llegar a cambiar la industria del cine.