Mi último día en Perfil.com

Mi primer día en Perfil.com

Siendo el último día del mes quería aprovechar el momento para hacer un anuncio que me llevó varias semanas de reflexión. Hoy es mi último día en Perfil.com. Decidí comenzar un nuevo proyecto que me tiene muy entusiasmado y que representa un nuevo desafío para mi vida y carrera. Estos años en Perfil fueron de gran aprendizaje y creo que lo que viene será el siguiente nivel de todo lo que disfruto desde que decidí venir desde Rosario hace ya tres años.

No puedo dejar de agradecer a mucha gente que confió en mí en todo este tiempo. En primer lugar, a Darío Gallo (ahora en Clarín.com) que un día del 2009 me dijo: “Tengo un laburo para vos” y me trajo acá a Buenos Aires, una de las decisiones más importantes de mi vida. A Germán Angeli, actual Editor General de Perfil.com, colega de la putamadre y lo mejor de todo, un gran amigo que más de una vez me prestó sus orejas para bancarse algunas boludeces que fueron surgiendo. A la Editorial Perfil en general, que fue una gran escuela para mí, que más allá de los mil problemas que existen en los medios actualmente, fue siempre muy cordial conmigo y nunca me dijo no a las pavadas que a veces planteamos, y lo mejor de todo, dejó que nos expresáramos libremente con todo lo que publicamos. A los editores y redactores de Perfil.com, un equipo genial que entendió como nadie cómo laburar en equipo.

Sobre el futuro, creo que será un gran año. Como dije antes, lleno de desafíos y nervios, pero con la posibilidad de aprender mucho más, terminar de formarme profesionalmente (en realidad creo que es un eterno aprendizaje), y conocer mucha gente. Esa página todavía está por escribirse.

Nada mejor que irse bien de un lugar que lo contuvo durante mucho tiempo y que quizás, algún día, pueda volver con mucha más experiencia y conocimientos que los que puede ofrecerles hoy. Es por eso que no considero que esto sea una despedida. Sino un “hasta pronto”.

20130228_194550

Fotos: Mi escritorio el primer y último día.