Hackean el lector de huellas dactilares del iPhone 5S

Un grupo de hackers logró burlar el lector de huellas dactilares del iPhone 5S (conocido como Touch ID) a pocos días de su lanzamiento. Y es que si bien dejan en claro que el lector es de una precisión mayor a los que existen en el mercado, no deja de ser falible ante la posibilidad de una duplicación de la huella dactilar.

El mecanismo parece extraído de una película, ya que lo que hicieron es tomar una huella, replicarla sobre un material adhesivo y colocar esa huella falsa sobre el lector. Esto sin dudas demuestra que es posible falsificar la huella, pero es lo que sucede siempre con este tipo de mecanismos de control biométricos.

Y si bien también se plantea como una broma, muchas personas hablan de que es muy fácil desbloquear el iPhone 5S por ejemplo cuando la persona está durmiendo o está inconsciente (vamos, recuerdan a Jennifer en ¿Volver al Futuro 2?). 

De todas formas, queda claro que lo que hicieron estos hackers no fue ingresar al procesador donde se almacena el dato de la huella, sino más bien replicar en látex una huella que encontraron en un vaso o vidrio, algo así como usar el dedo de la persona, pero sin cortarle el dedo.

Aún así, debo decir que en el caso de que te roben el iPhone (lo digo por experiencia propia), el Touch ID te da una ventaja de tiempo por sobre el código de 4 cifras que se utilizaba en los iPhones anteriores y que te permite bloquear o rastrear el equipo desde “Buscar mi iPhone”

Aún así, el Touch ID del iPhone 5S también permite agregar hasta 5 dedos de identificación, haciendo más difícil todavía el trabajo de replicar un dedo.