Review de los Motorola Razr D1 y D3

Hace unas semanas tuve la oportunidad de testear dos de los teléfonos más populares de Motorola en la Argentina en estos momentos. Se tratan del Motorola Razr D1 y el D3, modelos económicos con Android Jelly Bean y que para muchos es el puntapié inicial en el mundo de Google. Es así que sin necesidad de gastar una fortuna (con un plan de la telefónica, los precios rondan los 1000 pesos hasta los 1500), estos dos teléfonos terminaron convirtiéndose en figuritas difíciles a la hora de comprarlos. De hecho, apenas llegan a un local, se venden.

El Motorola Razr D1 tiene una función adicional que es inexistente en teléfonos de gama alta: sintonizador de TV digital. Está claro que una de las dificultades es que no existe una sola norma en todo el mundo, con lo cual está todo circunscripto al mercado brasileño y argentino (aunque otros países de Sudamérica se están sumando a la norma japonesa de TV Digital).

El Razr D3, por su parte, tiene algunas cosas interesantes porque se trata de una versión económica de otro teléfono muy rendidor como el Motorola Razr i, uno de los primeros que llegó con procesador Intel Atom a nuestro mercado. Tiene casi el mismo diseño, con la diferencia de que ahora tenemos un procesador de doble núcleo ARM.

En definitiva, dos buenas propuestas para aquellas personas que no quieran gastar mucho dinero y con buenas prestaciones.