Mary Poppins y la vacuna contra la polio

 

No quedan dudas que Mary Poppins, que hace pocos días cumplió 50 años de su estreno, fue uno de los grandes filmes de Walt Disney. No sólo catapultó al estrellato a la actriz Julie Andrews, sino que contó con innovaciones tecnológicas para la época, como animación mezclada con humanos y varios efectos visuales. El reciente estreno en la Argentina de “Saving Mr. Banks” (con Emma Thompson y Tom Hanks) nos muestra un poco del detrás de escena de esta película, que llevó muchos años en realizar debido a la negativa de la autora del libro, P.L. Travers, a cederle los derechos a Disney. 

a spoonful of sugar coverPero algo que me enteré por la película es la historia de uno de los clásicos de la música como es “A spoonful of sugar” o “Un poquito de azúcar” como se tradujo en la versión latinoamericana.

Parece ser que a Julie Andrews no le gustaba mucho la canción que los hermanos Sherman (encargados de la música y canciones de la película) habían compuesto para ella. Fue así como Walt Disney los volvió a convocar para que la reescribieran por algo más pegadizo. Fue así que Robert Sherman, encargado de las letras, volvió a su casa después de un día de trabajo y le preguntó a su mujer cómo estaba su hijo que había recibido la vacuna contra la poliomielitis. Cuando le preguntó a sus hijos si había sido dolorosa, los chicos contestaron que no, porque tan sólo habían recibido un cubo de azúcar que tuvieron que tragarse.

Polio_vaccine_poster

Y es que hacía poco tiempo que existía la vacuna oral contra la polio, descubierta originalmente por el virólogo Jonas Salk en 1952 y perfeccionada por Albert Sabin en 1957.

vaccine_360x500

La vacuna contra la polio oral fue una verdadera revolución, ya que no solo la hizo muy popular entre los chicos (vamos, a qué chico le gusta ser vacunado), sino que logró disminuir y casi erradicar de todo el planeta a la poliomielitis. Pero la vacuna tenía un pequeño problema: su sabor. Y es por eso que en los Estados Unidos a los chicos se les dio la vacuna en cubos de azúcar que podían disolver fácilmente en la boca.

Todo esto llamó mucho la atención de Sherman. Al ver una vacuna que prevenía de una enfermedad y que no daba dolores, creyó que ese cubo de azúcar (cube of sugar) era lo que estaba necesitando para su canción. Debido a que la palabra cubo no sonaba bien, decidió cambiarlo por “spoonful/cucharada” de azúcar y fue así como nació una de las más populares canciones del filme Mary Poppins. De hecho, la canción dice “A spoonful of sugar helps the medicine go down”.

La canción hubiese sido diferente o quizás nunca habría existido si no fuera por Albert Sabin y su creación: la vacuna trivalente oral contra la polio.