Opinión: The Last of Us y “Left Behind”

the-last-of-us-2013-wallpaper_0

No soy “gamer”. Nunca me consideré uno. Y de hecho fueron pocos los juegos que terminé en los últimos 15 años. Debo confesar que siempre fui más fan de los juegos casuales, de esos que podes jugar una y mil veces con tus amigos o solo. No tenía mucha paciencia para estar varias horas detrás de un juego. Pero eso cambió en los últimos meses cuando conocí The Last of Us, quizás uno de los mejores títulos de la PlayStation 3 y que lleva a la consola a un nivel único, al límite de sus capacidades. Y se nota en cada nivel.

1337246230_the-last-of-us-cars

The Last of Us tiene varias cosas que no sólo llamaron mi atención, sino que creo que marca un punto de no retorno. No hay vuelta atrás después de “Last…”. Su calidad cinematográfica es increíble. No es un juego, es una película. El jugador tiene cierta libertad. Una sensación de libre albedrío. Pero en realidad todo fue preestablecido por el programador. Es lo más cerca de una historia interactiva, esas con las que alguien soñaba con el futuro del cine, en donde el público iba a votar qué es lo que seguía. Acá tenemos una Estados Unidos devastada por un virus que provocó que los humanos se convirtieran en zombies. Sí, está trillado por el cine, la tv y los propios videojuegos. Pero creo que el gran punto a favor de The Last… es su belleza visual, si realismo en cada movimiento, su historia y por sobre toda las cosas, la empatía que terminás teniendo con los personajes. No lo tuve con ningún otro juego en años.

El juego tiene algunas cosas previsibles. Por ejemplo, después de una gran colecta de herramientas y objetos, sabemos que se viene algún ataque zombie loco. O de humanos, porque si hay algo peor que un infectado, como los llama en el juego, son los humanos malvados, que encima te disparan (al menos los zombies te dan tiempo a escaparte).

Como en todo buen juego, los recursos son limitadísimos. Así que no vas a matarlos a todos a los tiros. Y muchas veces vas a pasar niveles tan solo siendo sigiloso. O simplemente corriendo. Lo importante es sobrevivir.

)

The Last of Us se puede terminar en menos de 16 horas de juego. En mi caso, y porque soy bastante malo, en unas 20 horas. El final es amado y odiado por muchos. En mi caso creo que está bien, aunque el mensaje no sé si es el mejor. De todas formas ahora parece que la historia será llevada al cine. Y es ahí a donde vuelvo al principio. The Last of Us es una película. Esas largas que duran varias horas. Y que dan en varias partes (¿hola Peter Jackson?). Y tiene hasta banda de sonido compuesta por Gustavo Santaolalla que es exquisita y un doblaje al español excelente, al mejor estilo Pixar con un castellano neutro y correcto. Es por eso que todos aquellos que tengan la posibilidad de jugarlo, deberían hacerlo. The Last Of Us es una joya de la PS3. Y realmente voy a esperar por la segunda parte que seguramente saldrá en un tiempo para la PlayStation 4.

Left Behind

)

Un apartado especial merece el contenido bajo descarga de The Last of Us conocido como Left Behind. Salió hace poco menos de un mes y es una suerte de precuela del juego. La realidad es que si bien me pareció excelente, me quedé con sabor a poco. Y es porque Left Behind transcurre como en una suerte de precuela, en donde nos concentraremos en la historia de Ellie. Tiene algunas novedades en la forma de juego, sobre todo teniendo en cuenta que Ellie no tiene la fuerza de Joel. Por ejemplo, acá podremos superar niveles enfrentando a los humanos con los infectados, algo impensado en The Last of Us por el hecho de que siempre venían a atacarnos unos o los otros. Eso le da una resolución más que interesante a las cosas. Pero quizás por ser algo corto (se termina en 2 horas de juego) nos quedamos con la sensación de que se trata, en parte, de un nivel que quedó afuera del juego original por algún motivo (¿había que recortar?).

Pero si son fanáticos de TLOU, no veo cómo no podrían jugar a esta precuela.