Permítanme soñar

Festejos selección Argentina en cuartos de final

Quería quitar la apatía y tristeza del blog de los últimos meses para hacer alguna breve pero concreta reflexión sobre lo que sucedió el sábado en Brasilia. La selección argentina pasó los malditos cuartos de final que siempre nos dejaban afuera y que no superábamos desde Italia 90, el primer mundial del que tengo memoria. Es toda una generación de argentinos que vieron como muchos grandes jugadores terminaron llegando como candidatos, pero se volvían en Cuartos. Ahora ya no. Tenemos los 7 partidos adentro. Los vamos a jugar. La clave está en el dichoso partido del miércoles contra Holanda, un rival que conocemos y que sin dudas será el primero que tiene cierta jerarquía. También vale decir que Holanda no es la misma del partido contra España, el actual campeón que se volvió a casa en primera ronda. No. Cambió mucho y sufrió bastante contra varios de los rivales que les jugaron “más o menos” bien. Porque recordemos que salvo ese partido contra España, Holanda se complicó con Australia, con Chile, con México y ayer, contra Costa Rica ganaron por penales. Seamos sinceros. Podemos ganarles. Podemos acariciar la Copa del Mundo que se nos escapa desde Italia 90.

Un robo

viale dei gladiatori - roma - italia
Hace unos meses estuve en Roma y una de mis mañanas las dediqué a acercarme lo máximo posible al Estadio Olímpico de Roma. No sé por qué, pero quería ver ese lugar en donde nos robaron una final con un penal. Pucha, qué emoción de estar ahí, donde miles de italianos, alemanes y argentinos alentaron en esa finalísima. Qué ganas de ver a Argentina otra vez en una final. Qué ganas de vivir eso que recuerdo remotamente de mi infancia.

Cuatro años

No sé si en Rusia tendremos la misma oportunidad. Si nos saldrá un sorteo tan favorable y cruces accesibles. Algunos dirán: no le ganamos a nadie. Sí, es cierto, pero los partidos se juegan. Y después de todo, las reglas de juego son estas, te gusten o no. Y te puede tocar el peor mes de los jugadores en 4 años y todos fracasan. O se iluminan en dos partidos y salis campeón. Así son los mundiales. Es el megaevento que sigue el mundo y la Argentina ya está entre los mejores 4. Y nada de Corea del Sur y Turquía en semis como alguna vez llegaron en “Corea – Japón 2002”. O países que por una carambola terminan en semis. No. Cuatro buenos equipos de donde saldrá el próximo campeón del mundo. Es por eso y porque vi el desastroso 4 a 0 que nos dejó afuera de Sudáfrica, es que pido por una vez que nos dejen soñar.

Va a ser una semana muy intensa.