Así trasladan un pesado castillo japonés

El castillo Hirosaki fue construido en 1611 por el clan Tsugaru y está en la prefectura de Aomori, en el norte de Japón. Pero los cimientos empezaron a presentar problemas y para evitar el derrumbe del castillo, los técnicos nipones decidieron levantarlo 60 cm con unos gatos hidráulicos y trasladarlo a un sitio provisorio a 70 metros de su ubicación original. De todas formas, el traslado será muy lento. Estiman que se mueve a unos 10 metros por día, con lo que su ubicación provisoria será en una semana.

Castillo Hirosaki

Después de su reubicación, los técnicos trabajarán en la reparación de las rocas que forman parte de los cimientos que deberán soportar esta gigante estructura de 400 toneladas.

La ciudad decidió reconstruir los cimientos del castillo como parte del programa de preservación del patrimonio cultural de Japón.