San Pablo: ¿qué hacer en la gran ciudad de Brasil?

Hace unos meses tuve la oportunidad de conocer Sao Paulo (San Pablo para los hispanoparlantes) esta gran ciudad que tenemos a menos de 3 horas de vuelo y que si bien muchos conocen por ser uno de los principales hub de las aerolíneas hacia otros destinos del mundo (Asia, Europa o Norteamérica), se trata de un interesante lugar para conocer.

Lo más interesante de San Pablo/Sao Paulo es que si queremos, podemos conseguir movernos por un precio bastante accesible y conocer un lugar distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en Buenos Aires. Se trata de una gigantesca urbe en la que conviven más de 30 millones de personas, pero que aún así se la nota bastante ordenada.

En mi caso, elegimos San Pablo por unos días aprovechando un pasaje barato y luego salimos hacia la zona de Río. Creo que dos o tres días son más que suficientes para conocer las principales atracciones y lugares.

El clima es un factor que mucho no nos va a importar: llueve mucho. Así que piensen en tener siempre a mano un paraguas o un piloto en la mochila.

¿Qué hay que ver en San Pablo?

Libertade (Barrio Japonés)

Libertade

Indudablemente, fue uno de los principales motivos por los cuales quería conocer San Pablo. La gran comunidad japonesa en Brasil se amontona en la zona de Sampa, y es muy común ver japoneses o nikkeis (descendientes) dando vueltas por todos lados. Pero si existe un lugar que hay que visitar es el barrio de Libertade. Se encuentra en la zona de la estación de subte (metro) homónima (línea azul), y es una versión de nuestro Barrio Chino de Belgrano, pero mucho más grande. Allí, gran parte de las colectividades asiáticas tienen sus puestos de comidas importadas, bazar, chucherías, librerías con revistas en japonés, lo que se les ocurra. Es lo más cercano a estar en Japón en Sudamérica. Tip: aprovechen para comer sushi en algún restaurante de la zona. No es muy barato, pero es buenísimo.

Avenida Paulista

Avenida Paulista

Parece una obviedad, pero la avenida más famosa de Brasil también merece una visita en sí. Es el centro económico de la ciudad. Allí están los edificios más característicos de Sampa, además de tener varios shoppings (algunos nuevos, otros bastante viejos). Sobre la avenida, eso sí, no van a encontrar muchos lugares para comer (insólito) pero es un paseo que hay que hacer sí o sí cuando estás en esta ciudad. Desde allí, hay otros lugares que vale la pena visitar. Hay varias estaciones de subte en el recorrido de la Paulista. Los fines de semana, es una gran peatonal de actividades al aire libre.

MASP (Museo de Arte de Sao Paulo)

Feria antiguedades MASP

El Museo de Arte es otro de los lugares interesantes para pasear, aunque debo decirles que depende de la exposición del momento. Hay un día (los martes), en el que la entrada es totalmente gratuita. También tiene una explanada con una interesante vista de toda la ciudad y en la que los fines de semana hay una gran feria de antigüedades.

Teatro en el FIESP

En el edificio más característico de la Avenida Paulista van a encontrar un interesante centro cultural bancado por los industriales (Federação das Indústrias do Estado de São Paulo). Tiene una interesante oferta cultural y teatral… gratuita. Hay que ir un rato antes y podés conseguir hasta 2 entradas por persona. La verdad, vale la pena. Vi una obra teatral muy buena. Eso sí, hay que entender un poco de portugués, pero vale la pena.

Rúa Augusta

Cerca de la Avenida Paulista, hay una calle que la cruza y que tiene una interesante movida gastronómica. La Rúa Augusta es el lugar ideal para ir a comer algo y tomar una buena cerveza en San Pablo. Hay mucha movida joven de noche, así que es un lugar más que recomendable para recorrer.

Parque de Ibirapuera

Ibirapuera - SP

Es como los bosques de Palermo de Buenos Aires, pero más grande y mucho más selvático. El parque de Ibirapuera es el gran pulmón de Sao Paulo y la verdad es que es gigante. Tiene entradas (el parque cierra de noche) y durante el día hay muchísima actividad de miles de paulistas que van a correr o simplemente disfrutar un poco de verde entre tanto cemento.

Sólo si tienen ganas, pero…

San Pablo

Hasta ahí, lo más importante de San Pablo. En varias guías van a encontrar otras cosas, pero les comento rápido pues no sé si valen demasiado la pena. Por ejemplo, la Catedral Paulista está en la zona de Sé, que de día es bastante fea (no sé de noche) en mi opinión pues el ambiente es bastante triste. Es muy común ver personas adictas al crack (simil paco) por todas partes que lamentablemente están totalmente excluidas del sistema. Fue increíble, pero nunca vi algo así. Prácticamente no son personas, deambulan sin sentido por la calle. Es un problema que según cuentan los medios brasileños, fue mucho peor hace años atrás.

Cerca de la estación San Bento está “la city”, propiamente dicha, con el Bovespa, la bolsa de San Pablo, pero a pocas cuadras de allí y bajando una empinada calle, está la versión paulista de Once (Rua 25 de março) por si quieren comprar cosas baratas. Ojo con los carteristas, igual hay muchísima policía por todas partes.

¿Cómo moverse?

Metro San Pablo

Si tienen poco tiempo, les recomiendo el subte (metro) de San Pablo. Se paga una única tarifa y son coches limpios, seguros y que… tienen el aire en -15ºC (je). Así que si son un poco friolentos, les aseguro que hace frío. Está muy señalizado y la verdad es que es casi imposible perderse. También es la forma ideal de viajar desde y hasta el Aeropuerto de Guarulhos (GRU) por poco dinero.