Un hotel para cadáveres genera rechazo y agradecimiento en Japón

En una tranquila calle residencial en la ciudad de Kawasaki, un hotel es motivo de quejas entre los vecinos. A diferencia de los hoteles convencionales, este alberga cadáveres. Según la agencia Reuters, se trata de una morgue “camuflada” ante un problema cada vez más común entre los japoneses: la falta de crematorios.

Estos hoteles son utilizados como almacenes temporales de los cuerpos que esperan por un lugar para ser convertidos en cenizas.

Hisao Takegishi, dueño del cuestionado hotel, explica que Japón necesita más crematorios, pero como no hay espacio para hacerlo cada vez más personas optan por contratar su servicio de alojamiento.

En el caso del “hotel Sousou”, se cobra 9.000 yenes al día (83 dólares) por alojar un cuerpo en una de las diez habitaciones con las que cuenta con un tiempo máximo de alojamiento de 4 días.

En este hotel los cuerpos no se refrigeran, lo único que hay es aire acondicionado en cada cuarto.

Los vecinos del lugar no están nada contentos. Describen el hotel como un sitio repulsivo, pero los clientes agradecen que exista un lugar en donde “guardar” los cuerpos de sus familiares.

La población en Japón está muriendo a un ritmo cada vez más rápido. En 2015 murieron 1.3 millones de personas (29.000 más que en 2014), la cifra más alta registrada desde el fin de la guerra.