Revisión del Moto Z Play y todos los Moto Mods

En un mercado en dónde todas las compañías parecen buscar el teléfono más delgado, más grande y más potente, es agradable encontrarse con apuestas como las que hace Moto (Lenovo) con el Moto Z. En nuestro país llegó hace un tiempo el Moto Z Play, el teléfono modular que ofrece características premium, pero con el añadido especial de poder sumar módulos que nos ofrecerán nuevas características al ya buen teléfono.

La solución que encontró Moto fueron… ¡imanes!. Algo que desde hace tiempo se viene usando en el mercado pero que acá funciona de una manera tan perfecta y simple que sigue asombrando. Cada módulo: proyector, cámara, batería externa y parlantes, se pega de una forma que hace hasta a veces muy difícil de separar.

Sin embargo hay algunos de los mods me dejaron un sabor amargo, puesto a que suelen ser algo caros y con un futuro algo incierto, más allá de que Moto nos asegura que serán retrocompatibles con hasta 2 versiones del teléfono.

El Moto Z Play es una versión distinta al Moto Z que se comercializa en los Estados Unidos. Para empezar, este tiene conector jack 3.5 mm, algo que su hermano mayor de EE.UU perdió por ser super finito. Y si bien gana el capacidad de la batería, pierde bastante con el procesador. De todas formas no se equivoquen, este teléfono se desempeña de una forma espectacular ya de por sí y sin agregar ningún mod.

¿Cuál es el mejor motomod? Debo decir que me enamoré del proyector, es el que produce el factor WOW más fácil. Sin embargo también está muy bueno el parlante JBL, y ni que hablar de la batería externa Incipio que funciona también de carcaza protectora y que ofrece hasta 2 días de batería (en un viaje no cargué el teléfono en 4 días). La mayor decepción fue la cámara externa Hasseblad, histórica fabricante de cámaras de la cual no nos quedó claro cuál fue su participación. Se trata de una cámara que suma un gran zoom óptico de 10X, pero que se pierde un poco en configuración: todo es automatizado. Una pena.

De todas formas, el Moto Z Play tiene ya de por sí una muy buena cámara que funciona excelente en condiciones de poca luz y que cuenta con un sistema de autofoco láser que es rápido y correcto.

Prueba del MotoMod Hasselblad

Prueba del MotoMod Hasselblad

Prueba de la cámara del Moto Z Play

En definitiva, el Moto Z Play es un teléfono que dejará conforme a muchos de los seguidores de la línea Moto X, ya que este teléfono se encuentra por encima de ese modelo y que al menos se trata de una de las mejores implementaciones de esta primera generación de teléfonos modulares que llegan al mercado argentino. Todo este mercado aún se encuentra en desarrollo y permanente evolución, pero al menos es bueno saber que algunas compañías están apostando a algo más que sumar más megapixeles a las cámaras. Una gran noticia.