Revisión Moto G6 (2018): bueno, bonito y barato VI

La gama G de Motorola se caracterizó siempre por ser uno de los equipos más equilibrados en cuanto a precio, calidad y prestaciones. Sin dudas, la presentación de la versión 2018 (llamada ahora Moto G6) debe haber sido muy esperada por aquellos que desde hace varios años están apostando a este tipo de dispositivos más racionales respecto a los que ofrece la competencia. ¿Realmente necesitamos tantas cosas en un celular para el día a día? ¿Realmente necesita un lector de pulsos cardíacos un trabajador, un estudiante o un abuelo que quiere hablar con sus nietos? Es ahí donde la gama G apunta desde hace varios años, siguiendo las tendencias del mercado, pero obviando aquello solo los heavy-users que convirtieron al celular en su verdadera computadora portátil de bolsillo pueden usar. 

Videorevisión

Diseño

El diseño sigue las líneas de los últimos Motorola (recordemos que desde hace unos años es una compañía de Lenovo) y ofrece una buena terminación exterior con vidrio Gorilla Glass en el frente y en la parte posterior. A diferencia de otros modelos de la competencia, aún queda un poco de márgenes negros en la parte superior e inferior (acá no se siguió, por ahora, la tendencia que estableció el iPhone X con el famoso “notch”). La pantalla, de 5.7 pulgadas, ofrece una excelente visibilidad en casi todas las circunstancias, aún cuando no se trata de una pantalla LED.

El sistema operativo Android (en esta versión trae Android Oreo 8.0) es como viene siendo desde hace años, uno de los puntos fuertes de Motorola: trae lo justo para que no sea un Android puro 100%. Mantiene funcione que Motorola incorporó en el viejo Moto X original hace varios años, como los gestos para encender la cámara o activar la linterna sin siquiera tocar la pantalla. Estos gestos (movimientos bastante particulares, pero fáciles de recordar) permiten un acceso rapidísimo y que los que los usuarios de otras marcas aún no pueden disfrutar. Más de un usuario de Motorola sabe lo importante que es. 

Este teléfono se encuentra en el punto medio entre la nueva gama del Moto G, que desde hace unos años incorporó dos versiones adicionales: el Moto G6 Plus (tope de gama de la línea) y el Moto G6 Play (entrada). Si bien en prestaciones y diseño son bastante similares, son algunas de las cosas que mejoran aún más la experiencia.

En el frente tiene uno de los lectores de huellas digitales más rápidos que he probado en mucho tiempo, ahora de un tamaño mucho más pequeño y que permite ahorrar mucho espacio en la parte frontal. La posición sigue siendo una de las más adecuadas a la hora de agregar múltiples dedos para identificarse.

Cámara

Motorola no quiso ser la excepción de la competencia y es por eso que esta versión incorpora una doble cámara posterior (12 y 5 mp) para poder realizar el famoso efecto “bokeh” que está tan de moda en los tope de gama. Si bien la cámara toma buenas fotografías, lo que noté después de un par de días de uso fue que podría ser un poco más rápida en la captura de las imágenes. En condiciones de poca luz o de luz artificial, a veces la cámara demora un par de milisegundos (porque son milisegundos) entre que tocamos el botón de captura y se realiza la captura, con un problema de movimiento algo molesto. Después de un par de fotos fallidas (porque la acción queda detrás) uno siente a veces un poco frustrado, aunque las imágenes esté bien en general.

Performance

 

Acá es donde el Moto G6 demuestra un poco la falencia del procesador frente a algunos modelos de alta gama. El procesador Snapdragon 450 (octacore 1.8 ghz) funciona bien en las tareas cotidianas de la gran mayoría de los usuarios. Pero en el caso de un “heavy user” que adquiera un Moto G6 de reemplazo, notará que con el correr de los días la performance decae. Algo similar de lo que se puede percibir con el intenso uso de la cámara de fotos en donde la velocidad de disparo, a veces, es algo lenta. Todas estas características mejoran gracias a los 3GB de memoria RAM, que se amplían a 4GB en la versión Moto G6 Plus. Para tener en cuenta.

Batería

Uno de los puntos clave de la línea Moto G es su batería, que influye en el diseño del dispositivo. Es así que podemos encontrar un rendimiento ideal para todo el día y quizás un poco más. Eso sí, este tamaño de batería quizás se siente un poco en el peso del dispositivo (167 gramos) y en el bolsillo se nota algo abultado. La batería es de 3000 mAh. 

Precio

Como dijimos, el Moto G6 se caracteriza por tener uno de los precios más equilibrados en le mercado local. No se trata de un dispositivo económico, pero contra la competencia se trata de una posibilidad de encontrar un buen compañero para las actividades del día a día de una persona promedio. Se vende en algunas tiendas online por 9900 pesos, aunque en los últimos días, suba del dólar mediante, llegó a los 11000. Hay que buscar un poco para conseguir un buen precio.

Características técnicas

MOTO G6 (2018)
DISEÑO 153,8 x 72,3 x 8,3 mm
167 g
Trasera de cristal
Lector de huellas frontal
Recubrimiento repelente al agua
PANTALLA IPS 5,7 pulgadas 18:9
FullHD+ 2.160 x 1.080
Corning Gorilla Glass 3
PROCESADOR Snapdragon 450 octa-core 1.8 GHz
GPU Adreno 506 600 MHz
RAM 3 GB
CAPACIDAD 32 gb + MicroSD hasta 128 GB
SOFTWARE Android 8.0 Oreo
CÁMARA TRASERA 12 + 5 MP, f/1.8, vídeo FullHD 60fps
CÁMARA FRONTAL 8 MP, vídeo FullHD 30fps
CONECTIVIDAD LTE, Dual SIM, WiFi 2.4 + 5 GHz, Bluetooth 4.2, NFC, GPS, minijack, USB-C
BATERÍA 3.000 mAh
Carga rápida TurboPower

 

Rosarino. Nieto de japoneses. Periodista argentino. Manager de las redes sociales en Artear (TN/El Trece) - Productor de TV. Ex editor ejecutivo de Perfil.com. Columnista de tecnología y cine de diversos medios gráficos y online | Twitter | Facebook | Contacto

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.