CategoryOpinión

iPad Pro: la hora de producir

Hace 5 años (cómo pasa el tiempo) escribí sobre el iPad original presentado por Steve Jobs. Fue una presentación histórica y llena de controversias. Por un lado estaban los que criticaban el nombre, por alguna referencia a una empresa de tampones, y por otro mucha gente decía que no necesitábamos una tablet, con las netbooks y celulares estábamos bien. En aquel momento me aventuré a decir que se convertiría en el dispositivo de las “amas de casa”. Estuve en parte en lo cierto, pero me quedé corto. El iPad es de las “amas de casa” y de una generación que no va a conocer lo que es un teclado físico. La realidad terminó demostrando que el iPad se convirtió en un standard del mercado, y más allá de que hay muchas tablets de muchas marcas, el iPad sigue siendo “la” tablet. Al menos hasta ahora.

Apple iPad Pro

 

Pero el mercado en los últimos años empezó a cambiar mucho. Los teléfonos crecieron mucho más de tamaño (el iPad salió cuando el iPhone 3GS estaba a la venta con sus 3.5 pulgadas de pantalla), aparecieron las phablet (el usuario terminó aceptando que 5 pulgadas está bien y que un poco más todavía cabe en el bolsillo sin ser una… tablet) y hasta el propio iPhone creció de tamaño: 4.7 pulgadas y 5.5 pulgadas.  Y de a poco fuimos perdiendo el interés por el iPad. Pero no sólo por el producto de Apple, sino también por el mercado de las tablets en general. Si se fijan los últimos lanzamientos tech, muchas empresas empezaron a enfocar sus equipos hacia otro lado: wearables (smartwatches a la cabeza). Ya nadie hablaba de las tablets, en parte porque el iPad está bien para consumir contenidos, pero no revolucionó el mercado de los medios; para leer un ebook un Kindle es más económico y simple; para escuchar música, salvo que seas Tevez era ridículo; y para trabajar en la oficina empezaron a florecer las 2 en 1 como reemplazo. Ese mercado que estuvo dominado por Microsoft y que siempre seguirá siendo su fuerte.

Sí, vimos tapas de revistas, fotógrafos, videoclips, transmisiones en vivo y hasta gatitos manipulando iPads, pero el dispositivo nunca llegó a ser el reemplazo de la notebook ni de la PC. La era post-PC nunca llegó. Hasta ahora.

El renacer de la tablet

iPad 2010

El iPad Pro no es un iPad más. Se nota en su concepto y lo dejaron bien claro en la presentación de ayer. Está pensado para, finalmente, entrar en el mercado post-PC. A Apple le llevó 5 años de desarrollo, varias versiones de iOS, y un mercado mucho más consolidado. Y a diferencia de Microsoft que optó por poner Windows en desktops, portátiles, tablets y celulares; Apple decidió que iOS (en este caso la versión 9) creciera en el mundo mobile profesional. Es una forma de decir, porque con el tiempo creo que se terminará convirtiendo en el nuevo standard, ese que alguna vez estuvo destinado a las “amas de casa”. El iPad Pro tiene todo para diferenciarse de un iPhone. No es un iPhone grande. No es una MacBook. El secreto en gran parte está en su sistema operativo. Durante todos estos años, a diferencia de Apple, Android no supo o no quiso, mejorar las Apps disponibles para pantallas grandes. Apple demostró que puede y tiene la fuerza de los desarrolladores para hacer bellas apps que usen todo el tamaño de la pantalla gigante. El iPad sigue siendo un buen ejemplo de ello, y ahora con pantallas más grandes y el verdadero multitasking es posible.

iPad Pro iMovie

Pero si bien muchos creen que el Pro del nombre hace referencia a “profesional”, yo creo que el Pro por “producir”. El nuevo iPad es la clave para aquellos que quieren producir contenidos. Un teclado en la funda, un lápiz avanzado, una pantalla grande, apps pensadas para producir (no es casual que una de las presentaciones haya sido sobre el Office de Microsoft y no de la suite de Apple). Por su tamaño (12.9 pulgadas) puede ser genial para consumir contenidos en un sillón, pero para producir, va a tener que volver a la mesa. No es el iPad que se usan muchos antes de dormir. Es el iPad que te va acompañar durante el día, en tu universidad, en tu oficina, para editar videos.

Apple hace una de sus apuestas más interesantes hacia el futuro de las tablets entre los que quieren portabilidad, pantalla táctil y un dispositivo genial a la hora de producir contenidos. Si las 9.7 pulgadas eran geniales para muchos de ellos, las 12.9 serán una verdadera explosión. Porque la tablet no puede ser sólo para consumir. Y este es el iPad de las ideas. 

El fin de una era en Apple

La renuncia de Steve Jobs a su cargo de CEO de Apple no sorprendió a muchos que solemos cubrir las noticias de tecnología. Era previsible por su delicado estado de salud. Sin embargo, no deja de causar conmoción en el mundo y lo demuestra la gran cobertura que tuvo en menos de 24 horas. Está claro que Jobs no era un ejecutivo más de una compañía, sino una de las mentes que más inspiró a millones de personas y que es uno de los pilares fundamentales de la era de las PC de escritorio. Apple, junto a Microsoft (y Google en los últimos años), siguen marcando el camino, guste o no, de la industria y cómo conviviremos con estas máquinas por las próximas décadas.

Una de las cosas más interesantes que leí en las últimas horas, llegó de su flamante CEO, Tim Cook, en un mail interno a los empleados. “Nada cambiará (…) Steve construyó una compañía y una cultura como en ningún otro lugar del mundo. Está en nuestro ADN”. Jobs no será quien tome las decisiones y sólo tendrá un lugar como presidente del directorio para aprobar y rechazar propuestas. Pero su mejor creación no fue el iPhone, o un iPad, sino la mismísima Apple.

El New York Times publicó hoy una de las recopilaciones más interesantes como las 313 patentes en las que figura el mismo Jobs como inventor. Algunas como uno más de un equipo de decenas de empleados de la compañía, pero otras, tan sutiles y mínimas, que no dejan de llamar la atención (en la imagen destaco la escalera de las tiendas de Apple). Será difícil encontrar una persona tan perfeccionista detrás de cada producto.

Patente de escaleras para los Apple Stores

Jobs no está en Apple hace rato y el nombramiento de Cook sólo oficializó lo que ya sucedía desde hace tiempo. Y como usuario de Mac desde hace unos años, les puedo asegurar que se nota su ausencia en pequeños detalles, como el Launchpad o el iCal (la agenda) de OSX Lion. Pueden ser mínimos, pero nunca había visto tantas desprolijidades en los sistemas anteriores. Parecen piezas extraídas de una versión beta, sin revisar. Y quizás eso, sumado a su delicado estado de salud, fueron motivos suficientes para darse cuenta que debía dar un paso al costado. Ya no puede encargarse de todo y su carta lo dice: “Lamentablemente, ese día ha llegado”.

Hace un tiempo, cuando se presentó el iPad, pensé que era un dispositivo que iba a revolucionar a las “amas de casa”. Y el tiempo terminó de mostrando que esa fue la gran capacidad de Steve Jobs y la nueva mentalidad que le incorporó a la compañía en su regreso. Hacer que la tecnología de Apple pudiera ser comprendida por todos. No conozco a ningún CEO que generara tantas expectativas como Jobs en sus presentaciones. Y dudo que alguien pueda equipararlo. Más allá de todas las críticas (que tiene tantas como cosas a favor), fue un artista de nuestro tiempo que entendió, a su manera, cómo hacer para mezclar lo que aprendió de joven en una de las compañías más exitosas del mundo.

Jobs no creó computadoras. Sino una cultura detrás de una marca. Y ese será su legado más valioso a la compañía que fundó junto a Wozniak a finales de los 70. Un legado más allá de Apple.

Revisión BlackBerry Bold 9700

BlackBerry decidió dar una vuelta de tuerca a sus productos y uno de los principales cambios fue la eliminación de la bolita (trackball) por un trackpad. Esta decisión tiene muchas ventajas para el usuario final, que sufría de algunas fallas que se producían con el transcurso del tiempo. El nuevo BlackBerry Bold 2 (o 9700) es sin dudas uno de los mejores teléfonos que surgieron de la casa canadiense RIM, aunque ello no implica que se produzcan algunas fallas importantes al momento de utilizar el BlackBerry OS 5.0. Analizaremos al detalle, cada una de las principales características de este smartphone de alta gama.

El iPad será el dispositivo de las “amas de casa”

Ya pasaron dos días de la presentación del iPad, la tablet que presentó Apple, y creo que podemos sacar algunas conclusiones (apresuradas quizás, ya que todavía no podremos tocar el mismo hasta el mes de marzo/abril). Creo que el gran error de Steve Jobs durante la Keynote, fue comparar al iPad con las netbooks, las pequeñas computadoras que con el correr de los años comenzaron a ser más y más grandes. ¿Por qué? Porque el usuario de una netbook es un usuario que está acostumbrado a utilizar computadoras en forma cotidiana. Aparte, Apple ya tiene su “netbook” y se llama MacBook Air, una computadora pensada para la persona que está conectado a la web y quiere realizar tareas cotidianas como mandar mails, ver alguna película o escuchar música (o por lo menos eso fue lo que dijo Steve cuando la presentó hace un par de años atrás). Sí, la MacBook Air es cara para ser una netbook, pero así funciona el universo Apple.

Contacto con Snow Leopard

El 28 de agosto no fue un día cualquiera en la historia de Apple, ya que se presentó el nuevo OS denominado Snow Leopard, la evolución de Leopard.

Esta versión 10.6 puede parecer aburrida para el promedio de los usuarios, ya que no incorpora diferencias sustanciales de su interfaz. Lo importante y es lo que Apple quiso realizar, está detrás del telón, donde se modificaron cientos de miles de líneas de código para adaptarlas a las ventajas de los procesadores multinúcleo de 64 bits. Basta con una visita al Monitor de Actividad (Aplicaciones -> Utilidades -> Monitor de Actividad) para descubrir que gran parte de las aplicaciones de uso diario (como Safari, Mail, Agenda, iCal, etc) fueron reescritas para funcionar en 64 bits. Todo fluye en forma más rápida.

Los poseedores de computadoras con procesadores Intel Core 2 Duo notarán mejoras en el rendimiento de sus equipos. Los principales perjudicados son los que adquirieron computadoras PowerPC e Intel de 32 bits (las primeras luego de la migración x86), que no podrán utilizar el nuevo sistema operativo (Power PC) o no notarán mejoras respecto a Leopard (Intel de 32 bits). No recomiendo utilizar este OS si tienen instaladas algunas aplicaciones antiguas.

Aún así, creo que miles de usuarios de todo el mundo optarán por migrar a Snow Leopard, más que nada por el atractivo precio de 29 dólares o 189 pesos (sí, a los argentinos nos cuesta el doble)

En próximos post les comentaré mi experiencia en base al contacto cotidiano con este nuevo OS.