Tagastronautas

Aterrador impacto de basura en la cúpula de la Estación Espacial

Una de las principales amenazas de los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional (ISS) no es un meteorito o un extraterrestre (?), sino la propia basura espacial que dejamos los humanos en estos 60 años de exploración espacial. Cientos de miles de piezas de las misiones espaciales quedan vagando por todo el espacio, sumado a diferentes partes de cohetes, satélites abandonados y demás porquerías que dejamos ahí afuera.

Si bien está previsto que la ISS pueda impactar con algún pequeño objeto, una fotografía de la rajadura en una de las 4 capas de vidrio de la cúpula es una demostración de lo que puede hacer un objeto de un par de milímetros pero que viaja a una altísima velocidad.

La pequeña rajadura que quedó en el vidrio exterior de la cúpula de la Estación Espacial - Fuente: ESA
La pequeña rajadura que quedó en el vidrio exterior de la cúpula de la Estación Espacial – Fuente: ESA

La cúpula de la Estación fue instalada en 2010 y es el único lugar en donde los astronautas pueden observar y fotografiar a la Tierra a simple vista. Se trata de una de las vistas más privilegiadas.

Fuente: ESA

Astronautas comieron lechugas espaciales por primera vez en la historia

Se trata de un gran paso para la exploración espacial. Los astronautas Scott Kelly, Kjell Lindgren y Kimiya Yui fueron los encargados de dar el primer mordisco a la lechuga sembrada y cosechada íntegramente en el espacio. Se trata de un proyecto de la NASA que tiene como objetivo pensar en formas de alimentar a los astronautas más allá de las provisiones que se les envía desde la Tierra.

El proyecto de la lechuga espacial me recuerda mucho a lo que sucede en el libro “El Marciano”, en donde nuestro héroe se encarga de cultivar papas en Marte para sobrevivir durante su soledad en el Planeta Rojo. Sin dudas es una gran apuesta a futuro, ya que se puede pensar por primera vez en invernaderos espaciales que además genera algo de oxigeno y absorbe el dióxido de carbono del aire.

Un robot “parlanchín” en la Estación Espacial

El primer robot con capacidades para hablar, ya está acompañando a los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS). “Kirobo” es un proyecto desarrollado por la japonesa Toyota y busca experimentar sobre las posibilidades de que humanos puedan interactuar con máquinas mientras están en el espacio.

El pequeño robot es casi un juguete, aunque fue testeado para seguir ordenes e incluso, desplazarse en gravedad cero.

Una Estación Espacial sobre tu casa

Como parte de las celebraciones por los doce años ininterrumpidos de ocupación de la Estación Espacial Internacional (Sergei Krikalev (Rusia), William Shepherd (Estados Unidos) y Yuri Gidzenko (Rusia) fueron los primeros astronautas en vivir en esta megaconstrucción) la NASA presentó una herramienta muy práctica para aquellos que gustan de todo lo referido al espacio y la industria.

Es que con un tamaño de 110 x 100 x 30 metros, la ISS es el tercer objeto más brillante del cielo después del Sol y la Luna, y visible simple vista, siempre y cuándo sepamos por dónde pasará.

Spot The Station es un servicio de alertas por SMS y correo electrónico que nos avisará, con día y horario, el momento en el cual podremos ver esta maravilla tecnológica. El sitio cuenta con datos de más de 4500 ciudades, con lo cual es bastante fácil saber si podremos ser espectadores de este fenómeno. El sitio asegura que solamente nos dirá las buenas oportunidades para ver la ISS, ya que muchas ocasiones sobrevuela sobre el horizonte y su visibilidad des casi nula.

Declaración de aduana del Apolo 11

“¿Qué trae?. Un par de rocas lunares”, pudo haber sido un insólito diálogo que debieron pasar los astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins tras acuatizar con la cápsula del Apolo 11 en el Océano Pacífico. La declaración de aduana de la primera misión espacial que llegó a la Luna, es producto de un pequeño chiste interno de la NASA, pero es real y existió.

Los hechos dicen que que el lugar del acuatizaje estuvo a más de 1200 km de las costas de Hawaii y les llevó casi dos días llegar a tierra firme, debido a que ni bien salieron al aire libre, fueron puestos en cuarentena, ya que no se sabía si se podrían haber “pescado” algo en su caminata espacial por la Luna.

Según la NASA, al día de hoy se siguen llenando estos papeles, ya que no importa que sean astronautas; se debe declarar el ingreso a un país, más si tenemos en cuenta que con la Estación Espacial Internacional, tenemos rusos, japoneses, norteamericanos y europeos que tocan suelo firme en los Estados Unidos (cuando volaban los transbordadores) o en Kazajistán.

“Si bien tienen pasaporte diplomático, deben pasar por la aduana como cualquiera de nosotros”, concluyó un vocero de la agencia norteamericana.

Enlace: Back from the Moon, Apollo Astronauts Had to Go Through Customs