Tagcuriosidades

Las 50 capitales estatales de EE.UU en el cine

Un fanático se tomó el trabajo de buscar y editar cada vez que nombran a una de las capitales de los 50 estados que forman a los Estados Unidos en diferentes películas de Hollywood.

En algunos casos, tomó el nombre de un personaje y le agregó el estado de otra película. Por ejemplo: Juno, el nombre del personaje de Ellen Page, pero similar a Juneau, la capital de Alaska.

Sin embargo, el mismo autor del video reconoce que cometió un error en la pronunciación de Pierre, la capital de Dakota del Sur.

Un blog del New York Times reveló la identidad de un fotógrafo nazi

Cuando se creía que se había visto todo respecto a la Alemania Nazi y la II Guerra Mundial, apareció un álbum fotográfico privado de un nazi que estuvo oculto durante 70 años.

La historia de cómo vieron la luz estas imágenes es más que curiosa. En manos de un ejecutivo de modas que no quiso revelar su identidad, debió colocarlo en un remate público para poder pagar su cirugía de “by pass”. Según su propietario, el álbum de fotos vino acompañado de 50 mil (!) tarjetas de jugadores de baseball como parte de pago de un préstamo a un amigo.

Las fotos llegaron al blog Lens del New York Times que en colaboración de la revista alemana Der Spiegel, decidieron descubrir, con la ayuda de los lectores, al autor de la colección. Lo poco que se sabía por las fotos era que el hombre estuvo en la zona de Polonia y Minsk (actual Bielorrusia), y que tenía acceso a fotografiar a Adolf Hitler.

Japón y Montenegro, dos países en guerra durante un siglo

El Japón actual es muy distinto al que existía a principios del siglo XX. La ambición imperialista lo había posicionado como una de las potencias en Asia, de la misma forma que el Reino Unido tuvo sus colonias por gran parte del globo, algunas que perduran hasta nuestros días.

En 1904 estalló un conflicto bélico entre dos de las mayores potencias que existían en la región por aquel entonces, los Imperios de Rusia y Japón. Ambos contaban con monarquías y sus deseos de expandirse eran permanentes. El objetivo era una parte que habían ocupado los nipones en la península coreana y parte de China, conocida como Manchuria.

Entre los beligerantes estaban el Emperador Meiji y el Zar Nicolas II. Claro, los rusos contaban con el apoyo del principado de Montenegro, un estado que había recibido algo de ayuda de los zares y deseaban retribuirles con algo de apoyo moral -no podían ofrecer mucho más- ya que se encuentra a una distancia muy lejana aún para nuestros días.

La guerra Ruso-Japonesa finalizó con una victoria nipona y el tratado de paz fue firmado en Maine, EE.UU. Claro, tanto Rusia, como Japón y Los Estados Unidos se olvidaron de un detalle: Montenegro.El pequeño principado de Europa oriental no fue incluido en el tratado, por lo que técnicamente y por un error de la diplomacia, la guerra entre estos dos países siguió vigente.

En ese siglo, y con las uniones y divisiones generadas por las Guerras Mundiales, Montenegro sufrió permanentes cambios, pasó a formar parte de Yugoslavia, y después la federación recordada como Serbia y Montenegro. Tras un plebiscito en 2006, pasó a ser un estado independiente.

La viceministra de relaciones exteriores de Japón visitó Montenegro 24 de julio de 2006, y recién ahí, junto con el reconocimiento del país, se dio por concluido uno de los conflictos más insólitos de la diplomacia.

Enlace: Japan’s 100 Year War That Ended in 2006

No. Es un chiste. Pasó el April´s Fool (la versión anglosajona del “Día de los Inocentes”) y entre varias bromas como el Gmail controlado por gestos, me gustó lo que hizo el periódico sensacionalista The Sun, que llevó a sus páginas la historia de unos gorilas del zoológico de Port Lympne utilizando iPads para “matar el aburrimiento” (!). La noticia (con contundentes fotos que corroboraban los hechos) tuvo a varios medios que cayeron como moscas en el chiste y comenzaron a llamar para preguntar sobre estos animalitos tech.

De todas formas, no creo que pase mucho tiempo hasta que alguien le acerque un iPad de verdad para ver que sucede.

Enlace: Gorilas con iPad | The Sun

 

Siete mil millones de razones

National Geographic está realizando una serie de programas especiales (en la revista también) referidas a los siete mil millones de humanos que habrá a finales de 2011 en el planeta Tierra. Una cifra que no deja de sorprender, sobre todo porque hacia principios del siglo XIX éramos tan sólo mil millones. ¿Qué cambió? La calidad de vida mejoró en gran parte del mundo y donde antes las personas vivían hasta los 40 años, hoy llegan a los 80. De hecho gran parte de las imágenes que tenemos nosotros de nuestros próceres, con barba larga y sin pelo, son de cuando tenían poco más de 40.


Me gustaron mucho las animaciones que está realizando NatGeo para YouTube, con mucha data acompañada de buenas animaciones y una música para la ocasión. En la primera se puede ver datos sorprendentes como que los humanos, todos juntos, hombro contra hombro, cabríamos en la ciudad de Los Angeles. Sí, siete mil millones en una ciudad sería un caos, pero es posible.

El segundo muestra cómo, en base a datos estadísticos, se puede generar un humano promedio, el más común del mundo. Así revelamos que un chino, de 28 años, con celular pero sin cuenta bancaria, se repite en 9 millones de veces.

Debo admitir que me puso la piel de gallina toda esta data que no la tenemos presente todos los días.