Tagesa

Aterrador impacto de basura en la cúpula de la Estación Espacial

Una de las principales amenazas de los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional (ISS) no es un meteorito o un extraterrestre (?), sino la propia basura espacial que dejamos los humanos en estos 60 años de exploración espacial. Cientos de miles de piezas de las misiones espaciales quedan vagando por todo el espacio, sumado a diferentes partes de cohetes, satélites abandonados y demás porquerías que dejamos ahí afuera.

Si bien está previsto que la ISS pueda impactar con algún pequeño objeto, una fotografía de la rajadura en una de las 4 capas de vidrio de la cúpula es una demostración de lo que puede hacer un objeto de un par de milímetros pero que viaja a una altísima velocidad.

La pequeña rajadura que quedó en el vidrio exterior de la cúpula de la Estación Espacial - Fuente: ESA
La pequeña rajadura que quedó en el vidrio exterior de la cúpula de la Estación Espacial – Fuente: ESA

La cúpula de la Estación fue instalada en 2010 y es el único lugar en donde los astronautas pueden observar y fotografiar a la Tierra a simple vista. Se trata de una de las vistas más privilegiadas.

Fuente: ESA

Foto del día: La Estación Espacial Internacional y el Sol

Una foto capturada el domingo 6 de septiembre desde el Parque Nacional de Shenandoah (EE.UU) muestra el paso de la Estación Espacial Internacional frente al gigantesco Sol. A bordo de la Estación Espacial hay en este momento 9 astronautas: por la NASA: Scott Kelly y Kjell Lindgren; los cosmonautas rusos Gennady Padalka, Mikhail Kornienko, Oleg Kononenko y Sergey Volkov; el japonés Kimiya Yui; el danés Andreas Mogensen y Aidyn Aimbetov (Kazajistán).

Estación Espacial Internacional y el Sol

Fuente: Space Voyage

La NASA y ESA prueban con éxito el “IP Interplanetario”

Una de las cosas más importantes en cualquier misión espacial es mantener buenas comunicaciones entre las diferentes naves y robots que recorren distintas partes de nuestro sistema solar, más si tenemos en cuenta que tenemos misiones como la New Horizons que en 2015 estará llegando al planeta enano de Plutón, o una futura misión a Marte.

Es por eso que la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) estuvieron desarrollando un nuevo protocolo de Internet denominado Disruption Tolerant Networking For Space Operations (DTN) que sería una suerte de IP espacial y que será necesaria para operar distintas naves interplanetarias.

Las pruebas se realizaron hace unos días en la Estación Espacial Internacional en donde la astronauta Sunita Williams, logró operar desde el espacio a un pequeño robot hecho con piezas de Lego que estaba en el Centro de Control de Operaciones de vuelo en Darmstadt, Alemania.

El DTN funciona en forma similar a lo estandarizado TCP/IP que utilizamos todos en Internet para intercambiar datos, solo que esta red es tolerante a interrupciones, errores y retardos de señales, algo bastante común con naves como las que se encuentran en Marte, que muchas veces quedan ocultas por el propio planeta y que deberán esperar para enviar los paquetes de datos. Los científicos explicaron que, si un nodo no logra transmitirlo, la información se conserva y los intentos de transmitira continuarán hasta que el nodo consiga conectarse a otro nodo. La información tiene que llegar al destinatario.

Las primeras pruebas se realizaron en 2008 y desde entonces se ha ido perfeccionando pensando en futuras misiones espaciales más allá de la la Órbita Baja de la Tierra (LEO) y la Luna. De hecho, gran parte de la telemetría del aterrizaje del Curiosity en Marte se logró utilizando a la Mars Express y la Mars Reconnaissance Orbiter para que enviaran los datos hacia la Tierra.

Enlace: EuropaPressDisruption Tolerant Networking for Space Operations (DTN)

La sonda Mars Express envía detalladas imágenes de Fobos

Fobos

La Agencia Espacial Europea (ESA) dio a conocer las primeras imágenes cercanas de Fobos, el satélite natural de Marte que fue fotografiado con gran detalle los pasados 7, 10 y 13 de marzo. La sonda Mars Express, orbita elípticamente el planeta rojo, de forma que obtiene también la cobertura sobre la luna marciana. Se trata de las imágenes más detalladas de Fobos hasta la fecha y permitió señalar a los científicos el lugar preciso en donde una misión rusa, denominada Phobos-Grunt, tiene previsto aterrizar en 2011 o 2012. La sonda llegó a acercarse a casi 70 kilómetros de distancia del cuerpo rocoso, aunque las fotografías fueron tomadas desde más lejos.

Como la Luna, Fobos siempre muestra la misma cara al planeta rojo, así que gracias a la Mars Express se han podido fotografiar partes de este satélite que hasta el momento eran desconocidas. Fobos es un cuerpo irregular de 27x22x19 kilómetros y cuyo origen continúa siendo una incógnita.

La sonda Mars Express, lanzada en 2003, seguirá dedicada a la investigación de Fobos hasta el 26 de marzo.

Más imágenes (incluyendo una foto en 3D): http://webservices.esa.int/blog/blog/7
Fuente: ESA

El núcleo del cometa Halley

El núcleo del cometa Halley fotografiado por la sonda Giotto

En marzo 1986, la sonda Giotto de la ESA se acercaba a poco menos de 600 kms. del cometa Halley y nos regalaba esta imagen, la primera en la que se podía apreciar con bastante detalle el propio núcleo del cometa que visita la Tierra cada 75-76 años, en promedio.

Este tipo de imágenes sólo se puede conseguir mediante la aproximación de una sonda al cometa. Si se observa el mismo con telescopios convencionales (sean terrestres o en órbita) el núcleo no llega a verse por estar rodeado por la coma.

El núcleo del cometa Halley, como el de la mayoría de los cometas conocidos, está compuesto por hielo y polvo. Al aproximarse al Sol, el viento solar hace que se generen la coma y las colas del cometa. En general suelen formarse 2 colas, una de gas y otra de polvo, debido a la diferencia de resistencia que ofrecen los distintos elementos que las componen.

La sonda que capturó la imagen recibió su nombre en honor al pintor medieval italiano Giotto, quien pintó la estrella de Belén como el cometa Halley.

En su diámetro más prolongado, el núcleo irregular del cometa Halley mide unos 15 kms. de longitud. En cada una de sus aproximaciones al Sol, el cometa pierde una capa de hielo y roca de unos 6 metros de profundidad de su corteza. El material desprendido durante estos acercamientos se va dispersando eventualmente a lo largo de una parte de la extensa y excéntrica órbita del cometa, y es el responsable de dos lluvias de meteoros que se pueden apreciar desde la Tierra: las Oriónida y las Eta Acuáridas.