Tagiphone

El iPhone 5 chino

iPhone 5 chino

Sabemos que los chinos tienen una gran capacidad para las falsificaciones. En los últimos años han  llegado bien lejos, y es bastante común ver que las copias llegan hasta los autos, con versiones similares (por no decir iguales) de otros autos que hacen empresas coreanas o japonesas. Pero las copias truchas también llegan a productos caros como teléfonos celulares, y es por eso que no debería extrañarnos que apareciera un iPhone 5 trucho. En estas horas tuve la oportunidad de interactuar con uno, y lo que más me sorprendió es la imitación de casi todos y cada uno de los detalles. Claro, esto dura hasta que uno empieza a tocar un poco el teléfono y se da cuenta que hay cosas que no tienen nada que ver con iOS, sino que son de un teléfono con Android y una interfaz gráfica similar a la del iPhone.

Pero como siempre dije, la capacidad de los chinos sigue estando lejos de poder desarrollar algo similar a lo de Apple, pero como copia es genial para engañar a cualquiera con poco conocimiento, incluso para mi, que tuve que verlo un par de segundos para darme cuenta que no era un iPhone.

Hackean el lector de huellas dactilares del iPhone 5S

Un grupo de hackers logró burlar el lector de huellas dactilares del iPhone 5S (conocido como Touch ID) a pocos días de su lanzamiento. Y es que si bien dejan en claro que el lector es de una precisión mayor a los que existen en el mercado, no deja de ser falible ante la posibilidad de una duplicación de la huella dactilar.

El mecanismo parece extraído de una película, ya que lo que hicieron es tomar una huella, replicarla sobre un material adhesivo y colocar esa huella falsa sobre el lector. Esto sin dudas demuestra que es posible falsificar la huella, pero es lo que sucede siempre con este tipo de mecanismos de control biométricos.

Y si bien también se plantea como una broma, muchas personas hablan de que es muy fácil desbloquear el iPhone 5S por ejemplo cuando la persona está durmiendo o está inconsciente (vamos, recuerdan a Jennifer en ¿Volver al Futuro 2?). 

Testigo de la masacre en Nairobi

Masacre en Nairobi - NYTimes

Puede ser en la otra punta del mundo, lejos de las grandes ciudades, pero ahora con un simple celular o una cámara pequeña, es posible registrar cualquier hecho relevante.

En las últimas horas nos enteramos de un brutal atentado en un shopping de Nairobi con más de 50 muertos, centenares de heridos y rehenes que permanecen dentro del complejo. Y por esas casualidades, uno de los fotógrafos del New York Times estaba cerca del lugar y pudo entrar al shopping para reflejar el horror.

Como buen fotógrafo, Tyler Hicks contó que “no estaba con todo su equipo, sólo tenía una pequeña cámara que siempre lleva por si pasa algo“. Y como siempre se dice, “la mejor cámara es termina siendo esa que llevas siempre con vos” y quizás uno de los motivos por el cual el iPhone es muy popular o por el cual el Nokia 1020 puede llegar a ser el elegido por muchas personas.

Por cierto, el shopping en Nairobi es similar a los que se ven EE.UU. o la propia Argentina, pero no quiere decir que las cosas estén bien en Kenia. La desocupación está cerca del 40%, y el principal ingreso del país es el turismo, así que el shopping está pensado para turistas y algunas pocas familias keniatas acomodadas.

La galería de fotos de este brutal hecho la pueden ver aquí.

Foto: Tyler Hicks / The New York Times

Nokia saludó a Apple por el nuevo iPhone

“La imitación es la mejor forma de halago”, le dedicó la cuenta de Twitter de Nokia UK a Apple, tras conocerse el iPhone 5C, el nuevo modelo de teléfonos de Apple, ahora en plástico de colores.

Y si bien muchos pensaban que iba a ser el iPhone “low-cost”, la realidad terminó demostrando que se trata de una variante a colores del iPhone 5 presentado el año pasado y con un precio bastante alto: 550 dólares en la versión desbloqueada.

En otro post voy a analizar más en detalle el lanzamiento de Apple.

Fuente: Twitter de Nokia UK

Jobs: cuando no alcanza con ser parecido

jOBS_ahston_Kutcher

Mucho se habló sobre la película dedicada a Steve Jobs que hizo el actor y tuitero Ashton Kutcher. Si bien nadie recuerda  alguna película buena (vamos, piensen. No hay. No me digan El Efecto Mariposa, por favor), le depositamos algunas esperanzas a este emprendimiento que debemos destacar una cosa: no es la película basada en la biografía de Jobs que hizo Walter Isaacson y que vendió millones de ejemplares en todo el mundo. Esa va a salir después y tiene a un gran guionista como Aaron Sorkin (The Social Network).

Y ese pequeño detalle, pero no menos importante, se nota mucho en la película de Ashton. Porque más allá de las caracterizaciones (que en general están bien, aunque debo subrayar que el caminar de Jobs que eligió Kutcher no es el del Jobs joven, sino el del Jobs enfermo y moribundo), la película decide centrarse en la historia de Jobs entre los orígenes de Apple y los locos años 70, y la presentación del iPod, que si bien revolucionó a la industria, no fue tanto como la llegada del iPhone que cambió todo para siempre. Y esto nos lleva a un punto en particular. Porque la película no decide contar las grandes proezas de Jobs desde su regreso a Apple o la etapa más íntima, esa que no pudimos ver porque estaba detrás de sus muros de su casa en California. O del propio Jobs con su padre adoptivo, de quien sacó gran parte de su caracter, y de su odio durante toda su vida con sus padres reales. O de su hermana biológica, que conoció luego y que lo acompañó hasta su último aliento de vida