Un busto para “Isabelita”

Busto de María Estela Martínez de Perón María Estela Martínez de Perón fue la tercera esposa del expresidente Juan Domingo Perón después de la casi olvidada Aurelia Tizón y de “Evita”. “Isabelita”, como era conocida en algunos círculos “artísticos” antes de toparse con el General, fue la primera presidenta constitucional de la Argentina, mucho antes que Cristina Fernández de Kirchner. La única diferencia es que ella era la vicepresidente cuando murió Perón, pero eso no quita que haya sido elegida por la voluntad popular que vota un binomio.

Más allá de eso, existe una costumbre que fue reformulada por el expresidente de facto Agustín Lanusse, que indica que todos los exmandatarios de la Argentina tienen que tener su busto en uno de los accesos de la Casa Rosada, más precisamente sobre la entrada que da a la Av. Rivadavia y cuyo nombre real es “Hall de Honor”. Esta obra que según los guías de la Casa Rosada no se trata de un “homenaje”, sino de un “testimonio de la historia”, está regulada por el decreto 4022 de Lanusse que indica que los mismos deben colocarse dos períodos presidenciales después de finalizado su gobierno.

Sin embargo, quizás en parte por “energía negativa” (?), porque están esperando que venga ella en persona desde España a recibirlo (que no ocurrirá porque terminaría en prisión por las causas relacionadas a la Triple A) o porque existen viejos rencores, hasta el momento no se ha colocado el suyo que ya está hecho desde 2008 y que fue realizado por el escultor Enrique Savio. Según una nota de La Nación del 2007, Néstor Kirchner había pedido poner al día los bustos y encargó hacer los de Raúl Alfonsín, Héctor Cámpora y el de la propia Isabelita. Pero hasta la fecha, sólo se han colocado dos de ellos.

También estarían en condiciones de tener sus bustos: Carlos Menem, Fernando De la Rúa y Eduardo Duhalde.

Adelante “jóvenes” radicales

Leí que los radicales quieren hacer una “multisectorial”. No es nuevo. Se hizo en épocas en donde era más fácil estar en contra de algo como la dictadura. No soy kirchnerista y critico a casi todos por igual, más a los que he votado en el pasado.  Argentina no necesita de proyectos que rejuntan partidos para ganar una elección y que explotan por los aires cuando son gobierno.

Históricamente mi familia votó a radicales. Pero las distintas crisis partidarias terminaron espantándonos. ¿No será hora de jubilar a todos aquellos que le hicieron daño al partido? Nada de Alfonsin, Moreau, Storani, Cobos, Gil Lavedra, Barletta o Sanz. Gente nueva. Gente que la última elección que ganaron fue en este lustro. Hay, y muchos. En las provincias. En los municipios. En las facultades. De 25 a 45 años. Un recambio generacional en un partido centenario. A los “abuelos” les daría las gracias por los servicios prestados, pero mientras toda la política avanza hacia otro lado, ellos parecen que corren y corren sin moverse de la baldosa que están. Adelante jóvenes radicales. Den el salto. 

Un “pájaro” en la Casa Rosada

Fue hace unos días y pasó bastante desapercibida en los medios de comunicación. Pero el exjugador de la Selección Argentina, Claudio Paul Caniggia, estuvo en la Casa de Gobierno. Así lo registraron varios periodistas acreditados que vieron su inconfundible melena rubia.

¿Qué fue lo que hizo el goleador? Desde hace varios meses, y por el constante control de la AFIP, Mariana Nannis (esposa del “Pájaro”) estuvo en la mira de los sabuesos para saber de dónde sacaba tanta cantidad de dólares. De hecho, ella declaró que le habían robado 300 mil “verdes” de su hotel en Puerto Madero.

La blonda desapareció de la pantalla de Showmatch durante varias galas y no acompañó a sus hijos, Alexander y Charlotte en el “Bailando 2012” que emite El Trece. Semanas después, Caras la retrató “de luna de miel” en Río de Janeiro. Así que el viernes 19 de octubre, a última hora, el jugador ingresó a la Casa Rosada junto al diputado nacional Fabián Francioni para reunirse con el Secretario Legal y Técnico, Carlos “Chino” Zannini. No se sabe de qué hablaron, pero todo indicaba que hablaron de la situación legal ante la AFIP de la dama.

Continuá leyendo Un “pájaro” en la Casa Rosada

Los elefantes de Néstor

“Néstor siempre me decía: “Los elefantes son grises, cuando uno quiere que un elefante no se vea, ¿qué hay que hacer?, poner varios elefantes y si lo quiere disimular más, que el elefante sea verde o rosa” Vieron que un elefante rosa o verde no existe, así que, llama más la atención todavía”

Cristina Fernández de Kirchner
Presidenta de la Nación Argentina

Fuente: Presidencia de la Nación

Los “ejemplares perdidos” del Informe Rattenbach

El “Informe Rattenbach” o “Comisión de análisis y evaluación de las responsabilidades políticas y estratégico militares en el conflicto del Atlántico Sur”, fue un informe pedido al final de la dictadura militar que gobernó con mano dura y terrorismo de estado en la Argentina entre los años 1976 y 1983. Dicho informe debía establecer las responsabilidades y condenas -según el Código de Justicia Militar, hoy derogado- de cada uno de los altos mandos de las Fuerzas Armadas en la derrota en la guerra de Malvinas.

Si bien circulaba en la web desde hace varios años, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó la desclasificación del informe -que era secreto- y se lo cedió a una comisión especialmente creada que debía revisarlo antes, ya que su “eventual publicación y/o difusión por cualquier medio pudiera poner en riesgo la seguridad interior, la defensa nacional o las relaciones exteriores de la Nación”.

Según detalla el informe de la comisión 2012, se hicieron diez ejemplares del Informe Rattenbach que iban a ser distribuidos de la siguiente forma:

1- Junta Militar
2- Teniente General Benjamín Rattenbach
3- Almirante Alberto Pablo Vago
4- Brigadier General Carlos Alberto Rey
5- Comando en Jefe del Ejército
6- Comando en Jefe de la Armada
7- Comando en Jefe de la Fuerza Aérea
8- Vicealmirante Jorge Alberto Boffi
9- General de División Tomás Armando Sánchez de Bustamante
10- Brigadier Mayor Francisco Cabrera

Sin embargo, la distribución se modificó, quedando de la siguiente manera:

– El ejemplar 1, al Archivo del Estado Mayor Conjunto
– El 2 y el 9, al Comando en Jefe del Ejército
– El 3 y el 8, al Comando en Jefe de la Armada
– El 4 y el 10, al Comando en Jefe de la Fuerza Aérea

Todos los ejemplares quedaron “en manos” de las distintas fuerzas armadas. Cuando la “Comisión 2012” envió un pedido para “recuperar” esos ejemplares (cada uno de ellos representan 17 tomos), sólo se recuperó una parte. Se perdieron en total 100 tomos. Parece un tema menor, pero la misma comisión detectó que entre los ejemplares recuperados, existen anotaciones marginales, tachadura y reemplazo de fechas o lugares, y diferencias de tipeo que fueron agregadas posteriormente a la publicación del informe.

Continuá leyendo Los “ejemplares perdidos” del Informe Rattenbach