Tagsnow leopard

Snow Leopard: el gatito sigue dando pelea

Pasaron unos meses de un post en donde hablaba de mis motivos por los cuales regresé a OSX Snow Leopard tras usar durante casi un año OSX Lion (10.7) y mi decisión sigue siendo la misma que por entonces. La necesidad de mejorar el rendimiento de mi Mac, sumado tratar de estirar lo máximo posible hasta que llegue mi próxima computadora, hicieron necesario priorizar otras cosas por sobre tener el último OSX disponible.

Es por eso que no me sorprende un informe que publica el sitio TUAW en donde habla que el 25% de todas las Macs del mundo siguen utilizando Snow Leopard. Esto tiene un par de explicaciones. Por un lado, existe una gran cantidad de computadoras que utilizan procesadores PowerPC, sobre todo si tenemos en cuenta que hay Power Mac G5 dando vueltas por ahí, y que las primeras con procesadores Intel Core Solo (antes de las Core 2 Duo) no pueden actualizarse más allá de Snow Leopard. Y de hecho, los números indican que los que migraron a Mountain Lion, la última versión, son aquellos que usaban Lion y no Snow Leopard. 

Es que si uno lo piensa, salvo que tenga una necesidad de edición permanente de videos o busque los últimos gráficos, una Mac con un Core 2 Duo y bastante RAM sigue siendo una buena computadora para muchas cosas, sobre todo aquellas relacionadas con la web. Ni hablar si tenemos hardware especial cuyos controladores sólo están disponibles hasta Snow Leopard.

Volver a Snow Leopard

Uso Mac y en su defecto el OSX desde febrero de 2008. Y debo admitir que solucionó muchas cosas y problemas que solía tener con Windows. Sí, conozco gente que en su vida tuvo problemas con Windows, pero les juro que para alguien que suele tratar de sacarle el jugo al máximo a su sistema operativo y computadora, Windows era un sufrimiento.

Sin embargo, mi MacBook viejita pero rendidora (gracias a que una de mis primeras decisiones fue ampliarle la memoria RAM al máximo disponible), se fue quedando atrás en el mundo de los sistemas operativos de Apple. De hecho, ya siquiera soporta la última versión denominada Mountain Lion y es bastante entendible, tampoco esperaba que lo hiciera después de tantos años funcionando a todo vapor, todos los días. Pero en lugar de quedarme en Lion, un sistema operativo que creo que jamás estuvo finalizado y que su rendimiento dejaba bastante que desear, decidí dar un paso atrás y volver a Snow Leopard, que en el mundo Cupertino sería la versión 10.6.8. Mis motivos.

Cómo instalar Quicktime 7 Pro en Lion

“Apple se salió con la suya”, fue lo primero que pensé. Muchos usuarios que migramos de Snow Leopard a Lion, notamos que faltaba algo que quizás para el usuario promedio es una tontería, como QuickTime 7. Cuando usaba Windows lo odiaba, me parecía la aplicación más espantosa del Universo, pero recién cuando migré a OSX, descubrí que es una verdadera navaja suiza que todo lo hace.

El principal uso que le doy a QuickTime 7 es para exportar archivos a otros formatos. Por ejemplo, extraer el audio en mp3 de un video en sólo dos pasos o pasar un archivo .flv a mp4. Es una herramienta excelente. Pero desde Snow Leopard, Apple parece querer borrarla del usuario común. Fue así que nació QuickTime X, que se saltea tres versiones pero en el camino perdió muchísimas de las funcionalidades que contaba la versión 7, como la de exportar. Sí, la versión 10 tiene exportar, pero a otros dispositivos de Apple como el iPod, iPad y iPhone, pero nada de exportar entre diferentes codecs de audio y video.

El nuevo OS de Apple pisa fuerte en la Argentina

“Un éxito”. Las principales cadenas de resellers de Apple de la Argentina confirman que el nuevo OS de Apple ha superado todas las expectativas. Gracias a una política de precios bajos presentada por la empresa de Cupertino (California), el nuevo sistema operativo “Mac OS X Snow Leopard” se consigue en la Argentina con un precio de 199 pesos. En EEUU su valor es de 29 dólares por la única versión disponible (a diferencia de Windows que tiene Starter, Home, Professional y Ultimate). Esta diferencia entre el país del norte y el nuestro, se debe en gran parte a los impuestos locales y a la ausencia de tiendas oficiales de Apple en la Argentina (sólo existen revendedores autorizados).

Snow Leopard incorpora muchos avances en materia de estabilidad y funcionamiento, superiores a los presentados por Microsoft en Windows 7. Según fuentes del mercado, las ventas podrían ascender a 5 millones de unidades en los próximos 3 meses.

Apple desea que todos los usuarios actualicen sus sistemas operativos en la mayor brevedad. En países como el nuestro, donde la piratería informática es una práctica normal, los usuarios optaron por reservar su copia original del OS. La semana pasada comenzaron a llegar los primeros pedidos y ya está agotado.

En el video pueden ver el “unboxing” de la copia que reservé.

Contacto con Snow Leopard

El 28 de agosto no fue un día cualquiera en la historia de Apple, ya que se presentó el nuevo OS denominado Snow Leopard, la evolución de Leopard.

Esta versión 10.6 puede parecer aburrida para el promedio de los usuarios, ya que no incorpora diferencias sustanciales de su interfaz. Lo importante y es lo que Apple quiso realizar, está detrás del telón, donde se modificaron cientos de miles de líneas de código para adaptarlas a las ventajas de los procesadores multinúcleo de 64 bits. Basta con una visita al Monitor de Actividad (Aplicaciones -> Utilidades -> Monitor de Actividad) para descubrir que gran parte de las aplicaciones de uso diario (como Safari, Mail, Agenda, iCal, etc) fueron reescritas para funcionar en 64 bits. Todo fluye en forma más rápida.

Los poseedores de computadoras con procesadores Intel Core 2 Duo notarán mejoras en el rendimiento de sus equipos. Los principales perjudicados son los que adquirieron computadoras PowerPC e Intel de 32 bits (las primeras luego de la migración x86), que no podrán utilizar el nuevo sistema operativo (Power PC) o no notarán mejoras respecto a Leopard (Intel de 32 bits). No recomiendo utilizar este OS si tienen instaladas algunas aplicaciones antiguas.

Aún así, creo que miles de usuarios de todo el mundo optarán por migrar a Snow Leopard, más que nada por el atractivo precio de 29 dólares o 189 pesos (sí, a los argentinos nos cuesta el doble)

En próximos post les comentaré mi experiencia en base al contacto cotidiano con este nuevo OS.