Tagtwitter

Max Berliner y Twitter

Max Berliner es un conocido actor de 90 años, con más de 85 de carrera. Posee una vitalidad y una energía que más de una persona envidiaría. Desde hace un par de años es la cara de “Reumosan”, un complejo vitamínico contra la atrosis. Este producto es del mismo laboratorio que posee pautas publicitarias en gran parte de la tarde “chimentera” de la tele.

Si bien todos conocían su existencia, el gran acierto de la compañía fue colocar el breve spot de 20 segundos en casi todas las “tandas” de los Martín Fierro 2010. Esto generó una explosión en las redes sociales, ya que los 30 puntos de rating que tuvo América el pasado domingo, fuero el puntapié inicial para que Max Berliner se volviera en un simpático personaje más cerca de un superhéroe, que de un abuelo.

BlackBerry lanza una aplicación para Twitter

Como si fuera poca la adicción que generan los teléfonos BlackBerry en los ámbitos laborales, ahora se suma algo que “perjudicará” la vida de los que usamos Twitter. Desde hace algunas horas circula por la web la versión Beta Privada de Twitter For BlackBerry, una aplicación creada por RIM y que promete destronar a muchas Apps que existen en el día de hoy para “tuitiar”.

Tiene varias ventajas, como la perfecta integración con todas las opciones del BlackBerry y que los mensajes directos y notificaciones de respuesta llegan al instante.

¿Cómo devolverle el follow a las personas con cuentas privadas?

[tweetmeme] Vamos a darle un poco de “feedback” a Twitter, el servicio de microblogging (y algo de red social, ¿o será al revés?) que utilizo día tras día.

Existen dos tipos de usuarios en Twitter: los que tienen cuentas públicas y los que poseen cuentas protegidas (conocidas popularmente como “con candadito”). Muchas veces recibo notificaciones de nuevos followers (seguidores) que me agregan, pero el problema es que al no tener cuentas públicas, no sé si son personas interesantes para seguir (devolver el follow) o no.

Es por eso que se me ocurrió una simple idea. Cuando nos sigue alguien con cuenta privada, Twitter nos debería permitir leer los últimos ¿20? (o el número que fijen ellos) tweets de dicha persona. De esta forma se equipararía la desventaja que cuentan los que decidieron hacer públicos sus tuiteos diarios y tendríamos más datos de si se trata una cuenta spammer o no, además de que los “usuarios candado” gozarían más posibilidades de recibir followers.

Ojalá pueda acercarles esta idea a la gente de Twitter.

T-Messenger: un cliente de Twitter "Made in Argentina"

Anoche me llegó un reply a mi cuenta de Twitter para sugerirme que use T-Messenger, un cliente desarrollado sobre la plataforma Adobe Air y que funciona en Mac OS X, Windows y Linux.

Como de chiquitito quería ser “betatester” 😛, decidí probarlo, ya que el principal “gancho” de este nuevo servicio es que está hecho en la Argentina por @fokker680
A simple vista me gustó mucho, ya que es un diseño bien minimalista, aunque en un mail que intercambié con su desarrollador, decidí comentarle algunas cosas que se podrían mejorar (o que por lo menos considero indispensables) para la experiencia final del usuario.
Datos para tener en cuenta: consume muchísima menos memoria RAM que el promedio de las aplicaciones, implementaron una solución “Drag&Drop” para compartir las imágenes por twitpic y las url “se acortan” en forma automática para ahorrar caracteres.
Se puede descargar en forma gratuita desde T-Messenger

“Tuiteando” con la mente

Tuitear” es la versión castellanizada del verbo inexistente creado por los usuarios del servicio de microblogs, Twitter. En las últimas semanas y gracias a famosos como Ashton Kutcher, Demi Moore y la conductora Oprah (la Susana Giménez yankee), Twitter estuvo en la boca de todos los medios del mundo. Pero, ¿quién dice que debemos usar nuestros dedos para “tuitear”?

Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, crearon un sistema que permite comunicarse con la mente. ¿Cómo funciona? Utilizando un electroencefalograma, se analizan y compraran las actividades neuronales del sujeto cuando piensa una letra del abecedario. Esto les permitiría comunicarse a personas con discapacidades motrices.

El proceso es muy lento, pues se debe confirmar cada letra unas 4 veces. Esto produce una velocidad de “escritura mental” de 8 letras por minuto.

Pese a ser un pequeño avance, no me sorprendería que en un futuro próximo las comunicaciones entre personas se realice mediante conexiones cerebrales. Si quieren seguirme en Twitter, les dejo mi usuario.

Fuente: Enviando “tweets” con la mente