Japón analiza un cambio en su idioma para mejorar la enseñanza

japon estudiante

Desde hace más de 70 años, en Japón conviven dos sistemas de escritura del japonés: el Hepburn y el Kunrei-Shiki. Buscan simplificar la enseñanza en las escuelas, más en la era digital.

Por Federico Aikawa

En un movimiento sin precedentes desde hace aproximadamente siete décadas, Japón se prepara para revisar las reglas de romanización de su idioma, con el fin de alinear el sistema oficial de transliteración con el uso cotidiano, según han informado fuentes gubernamentales.

El país se dispone a adoptar las reglas Hepburn en lugar de las actuales reglas Kunrei-shiki. Esto significa, por ejemplo, que la ortografía oficial de la prefectura de Aichi, situada en el centro de Japón, pasará de «Aiti» a «Aichi». De manera similar, el famoso distrito comercial de Tokio, conocido mundialmente como Shibuya, cambiará su presentación oficial de «Sibuya».

El sistema Hepburn, que refleja de manera más precisa la pronunciación en inglés, ha sido predominantemente utilizado tanto en la sociedad como en la oficialidad, incluyendo pasaportes y señales de tráfico, a pesar de que el gabinete decidió en 1954 que las reglas Kunrei-shiki serían utilizadas en principio.

Sin embargo, las directrices del currículo escolar para estudiantes de primaria aún instan a enseñar la romanización del japonés basada en la designación estatal de hace décadas a los estudiantes de tercer año.

japonés

Frente a la preocupación de que la división entre las reglas oficiales y el uso común esté causando confusión, un subcomité del Consejo de Asuntos Culturales ha considerado necesario revisar esta situación para mejorar la comunicación.

Para modificar el anuncio del Gabinete que consagró el sistema Kunrei-shiki, el ministro de Educación necesitará consultar con el consejo sobre este cambio.

Esta revisión se presenta como un esfuerzo por simplificar la comunicación y reflejar de manera más fidedigna la pronunciación inglesa, en un mundo cada vez más globalizado donde la precisión en la transliteración del idioma juega un papel crucial en la interacción internacional.

Un pedido de los docentes desde hace años para evitar confusiones

japonés

Educadores en Japón ya habían solicitado en 2017 la unificación de los dos principales estilos de romanización del país, argumentando que enseñar ambos estilos a los niños resulta confuso. Esta petición surge en un momento en que Japón planea enseñar la romanización no solo en las clases de lengua japonesa sino también en inglés, como parte de una revisión del borrador de las directrices curriculares establecidas por el gobierno.

Japón utiliza principalmente dos sistemas de romanización para transliterar el japonés: el Hepburn, que incluye ortografías como «chi», y el Kunrei-shiki, que escribe la misma sílaba como «ti». Los caracteres romanizados, o «romaji» en japonés, se supone que deben enseñarse en las lecciones de japonés en el tercer año de la escuela primaria. Los estudiantes aprenden a leerlos y escribirlos, y también se aplican en la educación de tecnologías de la información y comunicaciones, al teclear.

Actualmente, en las escuelas se enseña la romanización Kunrei-shiki. Pero en la sociedad, los nombres, ubicaciones geográficas y otra información se presentan comúnmente en el estilo Hepburn. Los pasaportes también utilizan el estilo Hepburn. Algunos niños se confunden sobre qué sistema utilizar, y bastantes profesores se preocupan sobre cómo enseñar los dos sistemas.

La romanización del japonés data de siglos atrás. Un sistema portugués fue introducido en el siglo XVI, y un estilo holandés tomó forma en el siglo XVIII, pero ninguno se popularizó. El sistema de estilo inglés Hepburn fue creado por James Hepburn, un misionero estadounidense que llegó a Japón hacia el final de la era Tokugawa, y se hizo ampliamente conocido.

Para unificar los diversos estilos de romanización, el antiguo Ministerio de Educación compiló en el período temprano de Showa el sistema Kunrei-shiki, que presenta la mayoría de las sílabas en dos caracteres. Un aviso del Gabinete en 1954 designó Kunrei-shiki como el estilo correcto de romanización, pero permitió que también se utilizara el sistema Hepburn.

Entradas recientes


Publicado

en

,

Etiquetas:

Klook.com

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.