Otro actor de Slumdog Millionaire con problemas

Hace pocas semanas nos enterábamos que el padre de una de las niñas actrices de Slumdog Millionaire, había sido puesta a la venta por su padre. El hecho fue considerado un escándalo y se cuestionó mucho a la producción británica de la película, por haber desprotegido tanto a los chicos. Ahora la noticia es que Azharuddin Mohammed Ismail (Salim Malik de pequeño en la película), ha perdido su casa producto de una orden del gobierno para desocupar terrenos estatales.

El pequeño de 10 años de edad, tuvo una noche muy complicada, cuando la policía de Mumbai irrumpió en su hogar y comenzaron a pegarle con una vara de bambú.

“No nos avisaron con anterioridad. Ni siquiera tuvimos oportunidad de sacar nuestras pertenencias”, declaró Shameem Ismail, madre de Azharuddin.

Pese a los 328 millones de dólares recaudados a nivel mundial, la producción le pagó ínfimos honorarios a estos chicos que son las verdaderas estrellas de la película. Según uno de los productores, se está planificando un fideicomiso para asegurarle un futuro mejor a los protagonistas, pero sin brindar información sobre el monto.

Slumdog Millionaire fue la máxima ganadora en la noche de los Oscars.

Fuente: CNN

Una de las niñas de Slumdog Millionaire, ha sido puesta a la venta por su padre

azharuddin_ismail_rubina_ali_danny_boyle_slumdogjpg En un hecho bastante confuso, Rubina Ali de nueve años y protagonista de Slumdog Millionaire, ha sido parte de un acuerdo de adopción ilegal ideado por su padre.

Según las últimas noticias, Rubina (Latika de niña en la película) fue puesta a la “venta” por unas 200 mil libras a quien desee “adoptarla”. Su padre declaró que la situación de toda la familia es extrema y que todos los integrantes de la familia viven en las mismas condiciones que se ven en la película. “Dormimos en el suelo en una pequeña habitación. Somos 7 personas y gano 2 libras por día. Sólo quiero un mejor futuro para mi hija”.

Un periodista del diario Telegraph del Reino Unido, se hizo pasar por un posible comprador y la oferta inicial era de 50 mil libras, para luego ascender a 200 mil. La producción de Danny Boyle sólo les dio una pequeña ayuda a los jóvenes actores protagonistas de la película ganadora de 11 Oscars de la Academia.

La realidad supera, una vez más, a la ficción.

Fuente: El Economista